Más artículos

Esta marca de vinos de Argentina cumplió más de 40 años: por qué es más actual que nunca

Esta marca de vinos de Argentina cumplió más de 40 años: por qué es más actual que nunca
En una cata virtual, Bodegas Bianchi presentó las añadas 2018 de su mítica línea de vinos Particular, conformada por cuatro varietales. ¿Qué ofrecen?
Por Juan Diego Wasilevsky
29.09.2020 19.49hs Vinos & Bodegas

Es un momento donde parece mandar lo disruptivo, con etiquetas cada vez más rupturistas y nombres insólitos, hay una realidad irrefutable a través del tiempo: el vino habla por sí solo. Es decir, el vino se debe defender más allá de las promesas aspiracionales que se hagan desde las etiquetas.

Así, en momentos en que nacen y mueren marcas, donde hay una intensa revolución del marketing, la Argentina aún es un mercado donde es posible encontrar emblemas que perduraron al paso del tiempo. No son muchas y es cierto que cada vez son menos. Pero todavía quedan esos vinos que sobrevivieron a las modas. Y la receta para trascender no tuvo mayor secreto que ofrecer un buen vino.

Y dentro de esa legión cada vez más chica de vinos históricos que siguen vigentes está Particular, una marca que Bodegas Bianchi viene elaborando desde mediados de los años ´70 y que hoy es una línea indispensable para todo consumidor que quiera ver qué ofrece San Rafael en la alta gama y, de paso, conocer qué ofrece esta histórica bodega tras sus últimos pasos en el Valle de Uco.

"Es una línea que se lanzó a mediados de los ´70. No hay muchas bodegas que tengan esta riqueza. Y lo cierto es que el vino argentino comenzó a modernizarse hace 25 años, pero desde hacía tiempo se hacían vinos de calidad", apuntó Rafael Calderón, gerente general de la bodega, a través de un Zoom organizado para la prensa.

A su turno, Raúl Bianchi, hijo de Don Enzo Bianchi y miembro de la familia que siguió el legado de los fundadores, rememoró cómo surgió la línea Particular: "Mi padre siempre llevaba vinos a Buenos Aires para probar y había un vinotequero muy conocido al que un día le llevó un Cabernet Sauvignon con un toquecito de Malbec y que mi padre lo había bautizado ‘Particular’ porque era para la familia. Cuando lo probó, el vinotequero le dijo que había que darlo a conocer".

Y el resto, es historia.

"Esta marca tiene más de 40 años en el mercado. Y siempre fue un vino de excelencia de la Argentina, fue durante muchos años el vino tope de gama del país", acotó.

Lo interesante es que este vino fue concebido sin nada de madera. Es decir, fue pensado para que se exprese la fruta y la materia prima de San Rafael, sin ninguna interferencia. Y no es que hubiese bodegueros con una visión moderna cuando, en todo caso, es la vitivinicultura de ahora la que mira mucho más al pasado.

¿Qué propone esta línea?

Según explicó Adrián Cura, gerente de Marketing de la bodega, "nos esforzamos para que Bianchi crezca competitivamente y, en los últimos tres años, hemos puesto mucho el foco en la alta gama".

Como parte de esa estrategia, Bodegas Bianchi está estrenando ahora las cosechas 2018 de sus cuatro vinos que conforman la línea Particular y que llegan al mercado a un precio sugerido de $1.500: Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc; los tres primeros son elaborados con uvas de San Rafael, mientras que el último proviene de viñedos propios en el Valle de Uco.

"La 2018 es una gran añada. Esa cosecha tuvo gran sanidad debido a las escasas precipitaciones. Además, hubo una muy buena maduración en las variedades tintas por la ausencia de temperaturas elevadas durante el día y por las noches frescas. De esta manera, los tintos lograron una gran concentración de color, fruta y estructura, dando como resultado ejemplares con un muy buen potencial de guarda", apuntó desde Mendoza Silvio Alberto, chief winemaker de la bodega quien, frente a cuatro copas, repasó qué ofrece cada varietal.

Particular Merlot 2018

 

"Trabajé muchos años con el Merlot y es una variedad que adoro. Y la verdad es que la industria no le hace mucha justicia. Pero tenemos grandes exponentes en la Argentina y este es uno de ellos", apuntó Alberto.

Según el experto, este vino (que procede de la Finca Asti, en San Rafael) tiene como objetivo buscar más la identificación del terroir y la tipicidad del varietal, algo que lograron reduciendo los quintales por hectárea y trabajando muchísimo en el viñedo y en la canopia, para que reciba la cantidad de irradiación solar justa; y también, en la bodega, con remontajes suaves, maceraciones post fermentativas y un uso racional de la madera.

¿Qué propone este vino?

primero, es un vino con mucha elegancia y profundidad aromática, con registros que difieren mucho de otras cepas. Hay especias exóticas, frutas rojas algo maduras, mucho de negras, y un trasfondo que recuerda a las hojas secas. Todo esto se sobrepone a la madera, de manera integrada, generando una sensación de estar ante una cosecha anterior. En boca es fluido, preciso y compacto, de largo desarrollo, con más fruta roja que se agarra del paladar. Hay cuerpo, un dejo graso, pero mucha fluidez. El centro ácido se prolonga y estira su final. ¡Más Merlot por favor!

Particular Cabernet Sauvignon 2018

 

"Señores, Cabernet Savuignon es San Rafael", enfatizó Alberto, quien aseguró que es su variedad favorita en ese terruño, quien recuerda

"En los ´80, Don Enzo producía un Cabernet Sauvignon sin madera, porque veía que ahí había algo diferente. Solo usaba vasijas de hormigón y hoy, cuando se descorcha ese vino, sigue siendo un ejemplo", agregó.

A su turno, Sergio Pomar, enólogo de Bodegas Bianchi, coincidió: "Somos fanáticos del Cabernet Sauvignon de San Rafael. Es la variedad que, año tras año y en cualquier nivel de calidad, nos sorprende, por la expresión y la complejidad que logra".

¿Qué propone este vino?

Lo que nos encanta de este Cabernet Sauvignon (que tiene un toque homeopático de Malbec), sin dudas uno de los más destacados de la Argentina, es su tipicidad arrolladora, con una pirazina que acá se manifiesta como un rico pimentón rojo, que es pura elegancia. Las frutas rojas y los delicados tostados y unos toques a cacaco, acompañan. En boca muestra buena concentración, con taninos firmes pero que nunca incomodan. Todo esto, acompañado por una muy buena frescura y una linda textura. Si conocés a alguien que todavía esté influenciado por el antiguo cliché de que los Cabernet Sauvignon son demasiado potentes, dale de probar una copa de esta etiqueta.

Particular Malbec 2018

 

Alberto destacó que Bianchi, en línea con la idea que predica de democratizar el vino, poseen un muy amplio portfolio de Malbec a diferentes niveles de precio, más jóvenes o más concentrados. Pero, para el enólogo, "el Malbec de San Rafael tiene una particularidad, y es el toque especiado que no se encuentra en otras regiones".

"Hacer Malbec, contrariamente a lo que muchos piensan, no es fácil. Cuando se le pone mucha madera, queda tapado, es una variedad sensible. Por eso, año tras año, vamos ajustando el tema de las barricas y buscando más tipicidad", agregó.

¿Qué propone este vino?

Lo que más cautiva, una vez en la copa, es su fruta en altísima definición, pura, nunca opacada por la madera. Y, tal como marca el enólogo, efectivamente acompaña un especiado exuberante, escapando del registro de otros Malbec. La madera suma recuerdos de especias de repostería pero bastante sutiles. Punto para su larguísima persistencia en el paladar, con esa misma fruta que queda fijada en el cerebro una vez que el vino se extinga. Una fruta que no se borra. Pero es un vino completo, tiene mucho por ofrecer: hay elegancia, hay tomabilidad y hay una linda frescura.

Particular Cabernet Franc 2018

 

"Me pone muy contento poder hablar de Cabernet Franc, una variedad que pude descubrir hace 20 años en el Valle de Uco y que fue un hallazgo. Si bien el Malbec es nuestra insignia, el Cabernet Franc va a seguir dando que hablar de Argentina", apuntó Alberto.

El enólogo recordó que cuando entró en Bianchi, en seguida se propuso elaborar esta variedad, a partir de las nuevas fincas que habían incorporado en el Valle de Uco.

El experto remarcó que no es una variedad fácil de trabajar y que es vital el punto de cosecha, para obtener esa nota de pimentón dulce que es tan característica de la cepa.

"Aprendí que es el Cabernet Franc es enemigo de la barrica nueva y por eso hoy utilizamos 100% de madera pero de segundo o tercer uso.

¿Qué propone este vino?

Es un ejemplar sumamente expresivo, pero a la vez elegante. Aparece una fruta roja levemente madura, con un toque balsámico y un ligero especiado, sumado a una nota muy de fondo que recuerda al merkén. La madera aparece en una tercera capa, con un dejo a tostados. Excelente graso, taninos dulzones de linda y delicada textura, propia del lugar, y una frescura que lo recorre de punta a punta. Vino para paladares universales.

"Lo que buscamos con esta línea de vinos, así como con todos los que elaboramos en la bodega, es que nunca cansen y que inviten a seguir tomando una copa", concluyó Alberto, con una sonrisa dibujada en el rostro sabiendo que había una misión cumplida.

Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído