Más artículos

Estos son los 3 grandes factores pendientes para que tecnológicas crezcan en el 2021

Estos son los 3 grandes factores pendientes para que tecnológicas crezcan en el 2021
Afirman que deben resolverse de tal manera que funcionen como multiplicadores del crecimiento económico general de la Argentina y la región
Por Cesar Dergarabedian
28.01.2021 10.32hs Tecnología

Aunque la pandemia del coronavirus aceleró los procesos de transformación digital en todo el mundo, en la Argentina persisten factores pendientes de resolución para que las empresas del sector de las telecomunicaciones tengan un crecimiento sostenido.

Así coincidieron por separado ante iProfesional los siguientes directores y gerentes de compañías que operan en ese sector, que está bajo la lupa de la administración Fernández.

  • Pedro Haliska, country manager de InterNexa Argentina, empresa de tecnología de información y telecomunicaciones del Grupo ISA.
  • Carlos Oviedo, country manager para la Argentina y Chile en IFX, proveedora multinacional de servicios gestionados.
  • Juan Ozino Caligaris, cofundador y CEO de Nubity, empresa especializada en optimizar los servicios en la nube, que recibió inversiones de Telefónica.
  • Juan Francisco Di Nucci, CEO de Avatar World Group (AWG), proveedora de servicios digitales para 38 operadoras de 24 países en América latina y África.

-¿Cómo cambió su organización, y el ecosistema de clientes y socios de negocios en el que se desempeña, en 2020?

-Pedro Haliska: Con el inicio de la cuarentena decidimos preservar la salud de todos y adoptar las medidas de seguridad sanitaria sugeridas en las distintas regiones, de una manera prudente y ágil, comenzando a trabajar en forma remota y organizando los tiempos con la mayor eficiencia.

InterNexa ya contaba con experiencia en el camino de la transformación digital, sin embargo, el cambio fue total: de estar en un ambiente compartido pasamos a estar 100% remotos, manteniendo la atención, la cercanía y el diálogo con clientes y mostrando la coherencia entre responsabilidad y compromiso. Como consecuencias del aislamiento, creció la demanda de IP con un incremento en la facturación del 30% comparado con el año anterior.

-Carlos Oviedo: Fue un año de mucho aprendizaje. Hemos sido capaces de aprovechar las herramientas colaborativas que nos brinda la tecnología, para a su vez, desde el ejemplo, promoverlas en nuestros clientes. También, pusimos bastante foco en las soluciones que apoyen a nuestros clientes en la transformación digital que requieren sus negocios, buscando siempre la manera de continuar siendo el aliado estratégico que ellos necesitan.

A nivel de operaciones, hoy el 90% de nuestros colaboradores se encuentra desempeñando sus funciones de manera remota, siendo esto posible gracias a nuestra infraestructura y soluciones.

En el caso de aquellos puestos que son críticos, se están realizando turnos con el fin de cuidar la salud de todos los integrantes de la empresa y mantener la continuidad del negocio con todo el resguardo que nuestros clientes necesitan.

En términos de resultados financieros, tanto a nivel grupo como de manera local hemos sido capaces de repetir los excelentes resultados del 2019, lo que es bastante desafiante para la coyuntura actual.

Pedro Haliska:
Pedro Haliska: "Creció la demanda de IP con un incremento en la facturación del 30% comparado con el año anterior."

-Juan Ozino Caligaris: El ecosistema de clientes y socios de negocios en sí no se modificó mucho, pero sí cambió la forma de relacionarse ya que al no ser más requeridas las reuniones presenciales, nos permitió expandirnos geográficamente de una manera más sencilla.

Al ser una empresa de tecnología, ya estábamos habituados al trabajo de forma remota, pero de la totalidad de la nómina, menos del 10% lo hacía full remoto y el resto una o dos veces a la semana.

Desde que comenzó la pandemia, estamos trabajando 100% remoto proyectando que cuando se solucione el tema, que sea al revés: mayoritariamente home office, salvo alguna vez a la semana que sea necesario concurrir a la oficina.

-Juan Francisco Di Nucci: El comienzo de la pandemia fue un gran desafío y nos llevó a tomar decisiones que se tradujeron en cambios de todo tipo. La organización interna de la empresa tuvo un punto de inflexión en cuanto a la modalidad de trabajo desde casa.

Nos vimos en la necesidad de llevar las tareas al hogar y eso también suponía un desafío sobre interferir lo menos posible en la vida privada de los miembros de nuestra organización.

Para tomar dimensión de este cambio, antes de la pandemia Avatar World Group (AWG) contaba con apenas un 5 por ciento de trabajo desde el hogar, mientras que hoy somos 100 por ciento remotos.

Pudimos crecer como organización y aumentamos nuestra plantilla de trabajo un 12 por ciento con respecto al año anterior. También crecieron las ventas en un 31.5 por ciento.

Es verdad que nuestro ecosistema, el de las telecomunicaciones, si bien se vio afectado de manera global por la recesión económica que golpea en el sistema de pagos de los servicios básicos, también en simultáneo vio crecer el consumo de las aplicaciones, servicios y contenidos que ofrece el sector, lo que terminó dando una sensación contradictoria y les permitió a muchas empresas mantenerse y hasta crecer. Es un sector que se ha podido adaptar rápidamente a las exigencias del presente porque hace muchos años que trabaja en la transformación digital.

Signos de interrogación sobre las regulaciones

-En el marco de una pandemia inédita en la historia humana por su impacto global, ¿cuáles fueron las principales enseñanzas y hechos del año 2020 referidos a las TIC en la Argentina?

-Pedro Haliska: Las enseñanzas han sido importantes y variadas: la Transformación Digital en toda la cadena que existe entre clientes y proveedores dejó de ser una opción para ser una necesidad de supervivencia.

Las instituciones bancarias supieron aprovechar la oportunidad de utilizar medios digitales de pagos acercando el producto al cliente/socio. Crecimiento del e-Commerce optimizando la logística, que encontraron su punto de inflexión y comenzaron a radicalizar sus experiencias de una manera exponencial, y así lo muestran los indicadores del mercado

-Carlos Oviedo: La principal enseñanza transversal es que se derrumbó el mito de que no se podía implementar el teletrabajo de manera generalizada. Todos nos vimos forzados a trabajar desde nuestras casas, a excepción de ciertas funciones, en nuestro caso las relacionadas con data center e implementación de proyectos TIC, y el resultado fue asombroso. Nos dimos cuenta de que el mito no era real, y que se podían lograr resultados a pesar de encontrarnos en diferentes lugares.

Juan Francisco Di Nucci:
Juan Francisco Di Nucci: "Uno de cada tres puestos en tecnología no se puede cubrir."

-Juan Ozino Caligaris: Creo que un tema que pasó un poco desapercibido fue como las plataformas de delivery pasaron de estar en el ojo de la tormenta a ser, por diferentes motivos, totalmente esenciales.

Lógicamente hay un tema regulatorio y laboral que debería ser aclarado y/o actualizado para que nadie sea desfavorecido, pero quedó claro cómo la innovación emprendedora puede ayudar en estos casos: más que prohibirlo hay que velar por que estén en regla.

Otro tema ya más trillado es el de la educación online: quedó demostrado que para cierto tipo de aprendizaje y contenidos, más que nada en adultos, las clases presenciales ya no tienen mucha razón de ser.

-Juan Francisco Di Nucci: Estamos viviendo un periodo particular, único y con la aparición de un catalizador impensado "El gran acelerador Covid". Durante esta pandemia pasamos gran parte del tiempo conociendo nuevas tecnologías, agitando industrias, redefiniendo la manera en que vivimos y trabajamos.

Esta aceleración, esta "ventana al futuro", puso a las empresas y usuarios frente a importantes desafíos, obligándolos a reinventarse y utilizar tecnologías que antes veíamos difíciles de implementar, costosas o muy sofisticadas.

Nos vimos obligados a ser virtuales y las TIC demostraron su importancia para la economía y las relaciones a nivel global. Hoy, por ejemplo, en todas las mesas de directorio de las empresas está presente la cuestión de la transformación tecnológica. Por último, creo que hay que destacar que la nube tomó un protagonismo único y primordial en todos los procesos de las organizaciones.

-A partir de su balance del año 2020, ¿cuáles son los pendientes tecnológicos que tiene la Argentina?

-Pedro Haliska: Es un tema profundo que merece un análisis lo más objetivo y amplio posible. Argentina necesita eliminar la brecha digital que se hizo más evidente con la pandemia.

Para ello se requiere continuar con inversiones en los distintos puntos de la cadena de valor, y para estas inversiones es necesario un marco jurídico y económico que permita previsibilidad.

Las TIC en el mundo evolucionan permanentemente, lo que hace que la implementación de las últimas tecnologías en el país se reduce a un tema de costos y retorno de inversión.

-Carlos Oviedo: El principal pendiente de Argentina es transversal a todas las industrias y está relacionado en cómo recuperar los fundamentos económicos, políticos y sociales, para retomar el camino del crecimiento.

La hiperinflación, la devaluación de la moneda, la crisis de desempleo, sumada a la coyuntura generada por la pandemia, hacen que sea más complejo lograr una recuperación de la economía y del bienestar general del país.

Esto a su vez, afecta a la adopción de tecnología por parte de las compañías, puesto que se ven postergadas un sinnúmero de decisiones de inversión, lo que afecta, en primera instancia, la productividad de las empresas y su sustentabilidad en el tiempo.

Juan Ozino Calegaris:
Juan Ozino Calegaris: "Las plataformas de delivery pasaron de estar en el ojo de la tormenta a ser totalmente esenciales".

-Juan Ozino Caligaris: A pesar de las iniciativas de reglamentar el teletrabajo o la sanción de la nueva ley de economía del conocimiento, sigue siendo muy cuesta arriba para las empresas del sector ser rentable o competitivo con las brechas cambiarias que existen en las transacciones con moneda extranjera.

Entiendo que exista un impuesto adicional para la compra de un smartphone pero me resulta difícil entender que la misma regla sea aplicable para la adquisición de productos y servicios que generan valor agregado y empleo en el país: ya que por más que sea un anticipo de impuestos, financieramente castiga a las empresas más chicas que no tienen espalda ya que lo que importa es el "flujo real" de caja.

-Juan Francisco Di Nucci: A grandes rasgos podríamos enunciar tres grandes pendientes o pilares sobre los cuales se debería trabajar en la Argentina y toda Latinoamérica de tal manera que funcionen como multiplicadores del crecimiento económico.

El primero de ellos es la inversión. Y no cualquier tipo. Es necesario cursar esos capitales para generar la infraestructura necesaria de telefonía móvil, banda ancha, radio, satélites y redes 5G que permitan bajar los costos de accesos, aumentar la velocidad de conexión y lograr lo más cercano al 100 por ciento de conectividad.

Por el otro, lograr inversiones en las tecnologías "habilitadoras", como se denominan aquellas que son intensivas en conocimiento, inductoras de innovación y que podrían provocar grandes disrupciones en los próximos diez o 15 años: inteligencia artificial, IoT (sigla en inglés por la Internet de las cosas), biotecnología, ciberseguridad.

El segundo pilar es el talento. Uno de cada tres puestos en tecnología no se puede cubrir. Es esencial continuar con la transformación del sector educativo hacia una educación continua, colaborativa, interactiva y a distancia.

También implica propiciar y lograr una mayor inclusión. Las empresas no podemos ir tras un sólo perfil de profesional, sino que tenemos que ser mucho más amplios en cuanto a género, rango etario y clase social.

Por último, es fundamental crear un ambiente de negocios digitales. Si queremos hacer surgir grandes emprendimientos exitosos y el avance de la economía digital debemos, públicos y privados, trabajar por un mercado donde se puedan competir justamente, donde la brecha digital entre provincias desaparezca, donde se respete la propiedad intelectual, haya financiamiento accesible, donde las grandes empresas apadrinen a las nuevas, donde se practique la innovación abierta y donde se cuente con una ley de teletrabajo eficiente, que potencie y que permita la creación de empresas sin fronteras.

-Aunque a la luz de lo ocurrido en el año 2020 resulte arriesgado hacer pronósticos, ¿cuáles serán las tendencias en TIC que crecerán en su adopción en 2021?

-Pedro Haliska: La experiencia regional de InterNexa nos deja claro que hay tendencias que marcan la necesidad de continuar en el camino de complementación de los productos de conectividad.

Entendemos que ese proceso viene de la mano de: seguridad, analítica y otros servicios de valor agregado. Esta integración se transforma en ventajas competitivas para los clientes de InterNexa.

Desde otra óptica, los servicios de Datacenters tienden a crecer cada vez más, con alta demanda de cloud y servicios administrados. Esta tendencia se evidencia cada vez más desde hace más de dos años y estamos seguros de que continuará en creciendo.

-Carlos Oviedo: Si bien es complejo hacer pronósticos en un mundo cada vez más impredecible, las tendencias seguirán siendo las que ayuden a las compañías a manejar la pandemia de la mejor manera posible.

Las soluciones TIC que apoyen el teletrabajo, como también, que ayuden a las empresas a externalizar sus centros de datos de aplicaciones, para que puedan concentrar sus esfuerzos en el corazón del negocio, seguirán siendo las mejores de ahora en adelante.

Carlos Oviedo:
Carlos Oviedo: "Se derrumbó el mito de que no se podía implementar el teletrabajo de manera generalizada."

-Juan Ozino Caligaris: Por más que es algo que existe hace muchos años, pero debido a la facilidad con las que se puede utilizar hoy en día, veo en gran desventaja a aquellos desarrollos tecnológicos, principalmente de software, que se realicen sin tener una importante capa de inteligencia artificial y de machine learning.

-Juan Francisco Di Nucci: Las grandes tecnologías que serán tendencia en 2021 son todas aquellas relacionadas al despliegue de la nube y del 5G. El 2020 nos demostró la necesidad que la actualidad nos exige mayor y mejor conexión a nivel global pero sobre todo a nivel regional. Llevar el almacenamiento y la capacidad de procesamiento al "cloud" será un gran motor de una numerosa cantidad de aplicaciones y desarrollos de contenidos.

Creo que dentro de estas tecnologías la industria del entretenimiento tendrá un rol fundamental en los usuarios y la llegada de cloud gaming viene a revolucionar el universo gamer, que al igual que años atrás la música y la industria audiovisual irá hacia un modelo de suscripción en la nube.

Cloud gaming abarca mucho de lo que venimos hablando sobre los desafíos de un sector que nos pide mayor integración de todos los sectores de la economía por la democratización que sugiere un tipo de servicio donde la nube reemplaza lo que hoy requiere una inversión de hardware que mucha gente no puede realizar.

Por último, creo que todo lo relacionado a la ciberseguridad y al desarrollo de herramientas de trabajo organizativas 100 por ciento online tomarán un protagonismo principal en los próximos años.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído