Más artículos

Tesla, imparable en la era Biden: así podés invertir en la compañía, en pesos y desde Argentina

Tesla, imparable en la era Biden: así podés invertir en la compañía, en pesos y desde Argentina
Este será un muy buen año para los vehículos eléctricos de la compañía liderada por Elon Musk, en el marco de la política verde que impulsa Estados Unidos
Por iProfesional
27.01.2021 17.09hs Tecnología

La compañía de Elon Musk, la más valiosa por capitalización bursátil de la industria automovilística, está posicionada de forma ideal para beneficiarse de todos los planes de la nueva administración Biden al frente de los Estados Unidos.

Si se tiene en cuenta los avisos de los científicos acerca de las consecuencias directas del cambio climático, tenemos aproximadamente una década para actuar de forma decisiva y de forma mundial para evitar una catástrofe. Biden no va a desperdiciar sus cuatro años en la Casa Blanca, y durante los próximos dos contará con una mayoría del Partido Demócrata tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, para traducir su agenda presidencial en leyes.

No hay manera en que esto no beneficie a Tesla. Y seguramente pueda impulsarla de formas que el mercado aún no ha valorado. Hasta el momento, la capitalización bursátil de la empresa automovilística se ha disparado hasta superar los u$s800.000 millones, señaló Business Insider.

Para la mayoría, el precio de los títulos de Tesla -que cerró el lunes en u$s880,8 por acción- tiene que ver con su negocio de coches eléctricos. Pero Tesla es también una empresa de energía, que vende paneles solares para edificios residenciales y comerciales, así como sistemas de almacenamiento. La empresa californiana también fabrica baterías gracias a un acuerdo con Panasonic, y si cumple sus objetivos de producción para el futuro, podría convertirse en el principal fabricante de baterías.

La capitalización bursátil de la empresa automovilística se ha disparado hasta superar los u$s800.000 millones

Solamente en el apartado de los vehículos, Tesla tiene un panorama de bonanza por delante con la presidencia de Biden. La punta del iceberg es la posible extensión de un programa de crédito federal de u$s7.500 para la compra de vehículos eléctricos, que los compradores de un Tesla podrán disfrutar en el próximo año. Después de que la compañía vendiera 200.000 vehículos, el crédito se estaba agotando.

Aún más importante puede ser un pago directo a los consumidores que cambien su vehículo de combustión interna para comprar un eléctrico. Este incentivo es complicado, porque necesitaría la aprobación del Congreso para poner en marcha un programa similar al "efectivo por chatarra" que se puso en marcha tras la crisis de 2008.

La política fiscal para impulsar las ventas de coches eléctricos

Otra forma positiva de actuación podría ser un cheque que ayude a los compradores a reducir su base imponible, de u$s10.000 o más, que podría combinar el incentivo a los vehículos eléctricos con los objetivos de las autoridades fiscales de Estados Unidos. Esto evitaría una batalla en el Congreso, actualmente controlado por los Demócratas pero con un margen muy ajustado, con el voto de la vicepresidenta Kamala Harris como clave en un senado dividido al 50%. Bajar impuestos siempre es algo más sencillo de vender para ambos partidos.

Es obligado recordad que cualquier fabricante que produzca coches eléctricos en Estados Unidos podría beneficiarse por estas políticas. Pero Tesla es el único en el país que solo vende eléctricos, y muchos, por lo que puede beneficiarse más. Cualquier medida que tome un gobierno se convertirá en beneficios para Tesla. Y de 2021 en adelante esos beneficios deberían hacer crecer aún más su cotización.

ccc
Podría extenderse el programa de crédito federal de u$s7.500 para la compra de vehículos eléctricos

Los otros negocios de Tesla no ofrecen unos ingresos significativos, pero Biden va a apostar claramente por solucionar algunos problemas de fabricación para empujar a una economía verde en los Estados Unidos. Su retorno al Acuerdo de París contra el cambio climático en su primer día de mandato, después de que Donald Trump hubiera sacado al país de ese compromiso, y la puerta en marcha del compromiso de hacer de esta década la de la energía sostenible, marcan el final de los combustibles fósiles.

La solar será parte de esta revolución, con lo que el negocio de placas solares de Tesla, que estaba languideciendo los últimos cuatro años, podrá obtener un impulso importante. El negocio de almacenamiento está muy vinculado al de la energía solar —la mayoría de las placas de Tesla están asociadas a una batería Powerball— por lo que 2021 podría ser el primer año en el que la empresa pueda presentar un crecimiento de ingresos en este ámbito.

Musk habitualmente habla de los coches, las baterías y la energía solar como negocios interconectados, y lo son. Pero el crecimiento de la energía solar puede ser una cobertura respecto a posibles caídas del negocio automovilístico, ya que la energía tiene un potencial de expansión más amplio que los coches, un sector en el que el ecosistema competitivo está evolucionando muy rápido, en Estados Unidos y afuera, como por ejemplo en China.

Así podés invertir tus pesos en compañías extranjeras 

Desde Argentina se puede invertir en estas grandes empresas como Tesla. Esto es a través de los CEDEARs o Certificados de Depósito Argentinos, que son instrumentos que se negocian en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y representan acciones de compañías extranjeras.

Mediante su operatoria se puede acceder a un variado grupo de papeles de empresas de primera línea a nivel global, que cotizan a nivel local y representan acciones que cotizan en el exterior como el Nasdaq, o las bolsas de Londres o Frankfurt, entre otros.

Su atractivo para el inversor es que puede invertir en compañías del exterior sin tener una cuenta afuera del país y en pesos.

Su atractivo pasa por la posibilidad de poder sumar a la evolución de sus cotizaciones en los mercados internacionales la cobertura contra el tipo de cambio y una disminución del riesgo local.

El atractivo es que se puede invertir en compañías del exterior sin tener una cuenta afuera del país y en pesos

Si bien durante mucho tiempo eran considerados como un activo financiero marginal, por el escaso volumen operado y la baja liquidez que presentaban, de un tiempo a esta parte la situación cambió radicalmente. De hecho, en la actualidad el volumen negociado a diario prácticamente triplica al registrado por las acciones locales.

Uno de los motivos que impulsó su desarrollo reciente es que ante las limitaciones que existen para acceder al mercado cambiario, suelen ser utilizados como una forma de cobertura ante el deslizamiento del tipo de cambio, e incluso como un canal para hacerse directamente de dólares billetes.

Entre los certificados con más volumen se destacan básicamente los de compañías tecnológicas, siendo las más destacadas, además de Apple, las siguientes: 

• Mercado Libre

• Amazon

Google

Microsoft

• Tesla

Pero también se puede comprar y vender, con buenos niveles de liquidez, compañías como Disney, Coca Cola, Citi, Vale do Rio Doce, General Electric, etc.

Mercado Libre, una de las líderes entre los CEDEAR

Cómo se pueden comprar y vender

Como en toda operación bursátil, en primer lugar se debe contar con una cuenta en un banco desde la cual se transfieren los fondos a invertir a una cuenta comitente abierta en una sociedad de Bolsa a nombre del mismo titular. 

Luego se da la orden de compra del certificado elegido, y tras cumplimentar con los plazos de rigor, se emitirá la liquidación correspondiente, que quedará registrada en la Caja de Valores a nombre del titular.

Cuando se los quiera vender, simplemente se da la orden correspondiente a la ALYC, especificando a que cuenta se quiere transferir los fondos resultantes, siempre a nombre del mismo titular.

En primer lugar se debe contar con una cuenta en un banco desde la cual se transfieren los fondos a invertir

En el caso de que se opte por una venta en dólares, se deberá elegir dentro de la misma "especie" el denominado "D", que obviamente representa la cotización en la divisa estadounidense.

Al igual que las acciones locales, los CEDEARs permiten realizar operaciones intradía, pues los precios de compra y venta se mueven en función de la oferta y la demanda.

Quienes conocen el tema dicen que el único riesgo que se corre, más allá de las variaciones de los precios, es que se elija una compañía con una liquidez muy reducida, pues ello podría dificultar tanto la entrada como la salida del mismo.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído