Más artículos

Se pelean por tus oídos: Amazon Music lanza los podcasts para competir con Spotify

Se pelean por tus oídos: Amazon Music lanza los podcasts para competir con Spotify
Venderá anuncios para sus programas, aunque no está claro si eso significa que los presentadores leerán anuncios y si los suscriptores pagos los escucharán
Por iProfesional
17.09.2020 08.44hs Tecnología

Amazon Music acaba de lanzar su servicio de podcasts, para competir con otras plataformas de streaming musical como Spotify y Apple. El servicio de Amazon se ha lanzado por el momento en los Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania y Japón y ofrece más de 70.000 programas.

El servicio se ha estrenado con el nuevo proyecto de DJ Khaled, llamado The First One, donde entrevistará artistas sobre sus grandes éxitos y las historias detrás de ellos. También estarán disponibles los podcasts de Dan Patrick, Will Smith, Crime Junkie y Revisionist History.

Amazon Music también será el hogar exclusivo de Disgraceland, un podcast que combina casos de crímenes reales con música, con episodios centrados en algunas de las historias criminales más locas de la industria de la música.

Según informó el diario estadounidense The Wall Street Journal, Amazon venderá anuncios para sus programas, aunque no está claro si eso significa que DJ Khaled y otros presentadores leerán anuncios y si los suscriptores pagos escucharán estos anuncios, de manera similar a Spotify.

"Los hábitos de escucha de nuestros clientes están en constante evolución y sabemos que están buscando en nosotros para brindarles una rica experiencia basada en la música y el entretenimiento", ha explicado Steve Boom, vicepresidente de Amazon Music.

"Con este lanzamiento, brindamos a los clientes aún más formas de entretenimiento para disfrutar, al tiempo que permitimos a los creadores llegar a nuevas audiencias en todo el mundo, tal como lo hemos hecho con la transmisión de música", añadió. 

Con los podcasts, junto con la reciente asociación de Amazon con Twitch para incorporar la transmisión en vivo a la aplicación, "convierten Amazon Music un destino de primer nivel para los creadores ", dice Boom.

Los suscriptores pueden escuchar podcasts con la aplicación Amazon Music actualizada, en la web o con dispositivos Amazon Echo. Los podcasts están disponibles para transmitir en todos los niveles de Amazon Music sin costo adicional. 

Podcasts: la apuesta de Spotify

Con la adquisición del podcast estadounidense más escuchado, Spotify se posiciona como el jugador líder a nivel mundial y acelera la transformación de este formato, generando cierta resistencia al paso. En solo 16 meses, la plataforma de audio sueca ha invertido más de 600 millones de dólares, principalmente en editores de contenido, para pasar a ser un gigante en el sector.

La empresa anunció que había adquirido la exclusividad del podcast número uno en Estados Unidos, "Experiencia Joe Rogan", que tiene 190 millones de descargas por mes, por más de 100 millones de dólares, según informó el diario The Wall Street Journal.

"Poco después del anuncio, el director de un gran podcast me envió un mensaje de texto: juego, set y partido. Es difícil contradecirlo", comentó Nicholas Quah, creador del blog Hot Pod.

Según la firma especializada MIDiA Research, Spotify, que enfrenta este año una renovada pelea con Google por la música, ya había superado a Apple, referente histórico, como el primer medio de escucha de podcast en el primer trimestre en América del Norte y en Reino Unido. "Se las arreglaron para hacer que las cosas sucedan realmente rápido", dijo Mark Mulligan, director de MIDiA Research. 

Spotify compite con Apple en el negocio de los podcasts.
Spotify compite con Apple en el negocio de los podcasts.

Sin embargo, los beneficios directos son actualmente bajos, afirmó, al estimar que los podcasts solo suponen el 1% de los ingresos publicitarios de Spotify. "El podcast es la gran apuesta de Spotify para diversificar sus ingresos", explicó. "Pero tomará mucho tiempo alcanzar" su objetivo, acotó.

El modelo económico es favorable a largo plazo, porque si bien ha gastado sumas colosales para construir su propia producción, la plataforma no paga derechos por los podcasts, a diferencia de lo que ocurre con la música.

Otra ventaja es que, en su versión gratuita, Spotify coloca anuncios en podcasts, "sin que nada de este dinero vaya a los creadores", subrayó Nick Hilton, cofundador de la productora de podcast británica Podot. Por lo tanto, dijo, "no me sorprendería si la adquisición de Joe Rogan desencadenara una reacción de oposición".

"Que se joda Spotify y cualquier podcast que solo pueda escucharse en apenas una aplicación", reaccionó el día del anuncio en su cuenta de Twitter Marco Arment, creador de la plataforma de podcast Overcast.

Los miembros más antiguos del formato, y también usuarios recientes, están muy apegados a la arquitectura abierta, que durante mucho tiempo ha permitido que cualquier plataforma ofrezca todos los podcasts.

Pero durante poco más de un año, los recién llegados han tratado de dejar su huella con contenido exclusivo, principalmente Luminary o Majelan, que apuestan por una fórmula de suscripción paga, otro bloque en el sector.

"Hasta cierto punto, deberíamos preocuparnos de que Spotify esté bloqueando con éxito partes enteras de este ecosistema abierto", advirtió Arment en su podcast, Accidental Tech Podcast. "No sería bueno en absoluto si llegáramos al punto de que para monetizar su programa uno debería tener que pasar por Spotify", dijo.

El plan de Spotify despierta alertas entre los productores de podcasts.
El plan de Spotify despierta alertas entre los productores de podcasts.

El temor recae en los productores de podcasts, que se verían privados de parte de los ingresos publicitarios, capturados por Spotify, pero especialmente en las plataformas competidoras, cuya supervivencia podría estar en juego.

A diferencia de Luminary, que según Bloomberg tiene 80.000 suscriptores, Spotify tenía, antes de lanzarse al negocio del podcast, una cartera de más de 200 millones de usuarios.

Los otros pesos pesados, la radio pública NPR, el gigante de la radio iHeart o The New York Times no practican esta política de exclusividad y están disponibles en todas partes para los aproximadamente 104 millones de estadounidenses que escuchan al menos un podcast por mes (37% de la población, según Edison Research y Triton Digital).

Además de Luminary, Stitcher o Castbox, Nick Hilton ve que algunos de los gigantes de la tecnología están ganando impulso, especialmente Amazon con Audible, que ya está bien posicionado, pero también Apple, que espera comience a producir contenido de audio.

En general, hay consenso en que si bien Spotify, que vive buenos tiempos gracias a la pandemia, preocupa a más de un actor en el ámbito del podcast, no amenaza la diversidad de contenido. La torta del sector publicitario ya está limitada a menos del 1% de los podcasts, que hoy son más de un millón, según el motor de búsqueda Listen Notes.

Detrás de los programas más populares, muchos otros dependen de contribuciones financieras directas de los oyentes, obligatorias o no. "Y en el caso del resto, siempre fueron los aficionados quienes invirtieron tiempo, pero no dinero", y así no obtienen ningún ingreso de su podcast, recuerda Nick Hilton. "Será una combinación de grandes y pequeños... un mercado más segmentado, pero no solo uno u otro", anticipa Mark Mulligan.

Temas relacionados