28.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

Por qué el FdT dejó afuera de los escenarios a Cristina Kirchner, de cara a las elecciones generales

Por qué el FdT dejó afuera de los escenarios a Cristina Kirchner, de cara a las elecciones generales
La vicepresidenta evita participar de actos públicos como lo había hecho previo a las PASO y su presencia es casi nula en esta segunda etapa de la campaña
Por Natalia Vaccarezza
25.10.2021 15.00hs Política

La campaña rumbo a las generales del 14 de noviembre mantiene al referente político más importante del país fuera del protagonismo electoral. El Frente de Todos dejó afuera de los escenarios públicos a Cristina Fernández de Kirchner, quien de cara a las PASO jugó un rol importante en la provincia de Buenos Aires.

Con una sorpresiva e intermitente presencia, la vicepresidenta eligió la cuna del peronismo para hacer campaña en las primarias. El distrito bonaerense fue el elegido para mostrar a la ex presidenta junto al gobernador Axel Kicillof, intendentes y precandidatos. Todos los lugares visitados estuvieron vinculados a dirigentes kirchneristas. Puso el pie varias veces en Lomas de Zamora, gobernada en ese entonces por Martín Insaurralde, hoy jefe de gabinete bonaerense a cargo de la campaña local.

El arranque de la campaña fue muy distinto hacia las PASO, ya que tanto Cristina como Alberto Fernández presentaron a sus propios candidatos en un acto en una fábrica en Escobar. El distrito de Buenos Aires es el bastión del peronismo, y del cual la vicepresidenta tiene un apego especial.

Es la principal base electoral del Frente de Todos, pero en las PASO no logró los resultados esperados. Juntos, con las listas unificadas de Diego Santilli y Facundo Manes, sumó 37,33%, mientras que Victoria Tolosa Paz llegó a 33,25%. Ahora deben salir a recuperar los dos millones de votos que se perdieron desde 2019.

El Frente de Todos dejó afuera de los escenarios públicos a Cristina Fernández de Kirchner

Último acto de Cristina

La última aparición pública de la ex presidenta fue el sábado 16 de octubre en un acto junto a la militancia joven en el predio de la ex Esma, un día antes del Día de la Lealtad. Allí definió al peronismo como un movimiento "superador" que "sigue más vigente de nunca", y propuso "articular una alianza social entre el capital y el trabajo" con la participación del Estado. Poco referencia a la oposición y hablando al electorado propio.

La agenda pública del Presidente y la vice no suelen cruzarse. En su rol de segunda en el mando, muy pocas veces pasó por el edificio de la Casa Rosada. La última vez fue el 30 de septiembre, semanas después de la derrota de las PASO, cuando presentó junto a Alberto Fernández el proyecto de ley de "Fomento al Desarrollo Agroindustrial", una iniciativa a favor del sector del campo. También con esa foto se buscó dar por terminadas las fisuras internas tras la crisis en el gabinete y la fulminante carta de la ex senadora.

El rol de Cristina en la segunda parte de la campaña parece ser muy distinto al protagonismo que cobró para las primarias y en los comicios presidenciales de 2019. Solía "entrar y salir" al participar de algunos actos elegidos especialmente por la vicepresidenta, como el relanzamiento del Plan Quinita, un programa cuestionado por la oposición pero desestimando en la Justicia por supuestas irregularidades.

Desde el kirchnerismo defienden la estrategia electoral de separar las presentaciones de Alberto y Cristina. Consideran que "cada uno acapara un público diferente". Cerca de la vicepresidenta evitan hablar de las diferencias que alejó a la dupla presidencial. En el Frente de Todos no se preveía una derrota en las PASO, y eso generó turbulencias y abrió cicatrices en el medio de la pandemia y de un año electoral.

La vicepresidenta se había puesto la campaña al hombro en las primarias ante las premoniciones de un resultado ajustado. Estuvo en el cierre con una fuerte oratoria contra la oposición y se subió al escenario la noche de la derrota aunque sin hablar.

El rol de Cristina en la segunda parte de la campaña es muy distinto al que tuvo en las PASO

Estrategia para recuperar votos

Ahora la estrategia es que cada sector del Frente de Todos le hable a su porción del electorado para recuperar los votos perdidos. El hermetismo en el entorno de Cristina es tal que se sabe poco de las participaciones públicas. Los encuentros entre el Presidente y la vice casi se dan en secreto en la quinta de Olivos. Según contó en su carta, fueron 19 las citas que tuvo con Alberto este año.

En el kirchnerismo duro argumentan que la ausencia de la vicepresidenta en la campaña es "para no eclipsarlo a Alberto". Reconocen que Cristina es la gran ganadora del caudal de votos que lo llevó a Fernández a la presidencia, pero que debe mantener un bajo perfil luego del "terremoto que generó su carta".

Otro sector del oficialismo consultado asegura que "tanto como ella y Alberto delegaron la campaña en los candidatos". También apuestan a que los ministros y los intendentes militen las calles con un "cara a cara" en busca del votante.

Las elecciones del 14 de noviembre reafirmarán si el kirchnerismo continuará con el control del Senado y de la Cámara de Diputados, algo que se pone en duda luego del fracaso del 12 de septiembre. Si el resultado se mantiene, el Gobierno perderá el poder legislativo y será más difícil gobernar. Además se pondrá en duda a la coalición gobernante en manos de los tres frentes: el cristinismo, el albertismo y el massismo.

Temas relacionados