28.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

Lobby: la estrategia de Larreta para construir la candidatura con la que peleará en 2023

Lobby: la estrategia de Larreta para construir la candidatura con la que peleará en 2023
El alcalde encabezó una gira por Estados Unidos, visitó seis provincias y fue al coloquio de IDEA. Qué hay detrás de esa hiperatividad proselitista
Por Claudio Mardones
15.10.2021 17.28hs Política

La semana pasada, en cuatro días, Horacio Rodríguez Larreta visitó seis provincias y la próxima seguirá por Santa Fe. Tal como lo hace la titular del PRO, Patricia Bullrich, que pasó el fin de semana largo en Mendoza y seguirá por otros distritos, el alcalde porteño recorre el país para respaldar a los candidatos del PRO y de Juntos por el Cambio de cada provincia.

Al mismo tiempo construye silenciosamente su candidatura presidencial para 2023, una ambición que asoma con más fuerza desde la victoria que obtuvo la alianza opositora en las primarias.

El resultado del 12 de septiembre parece haberle dado la razón al plan que diseñó el alcalde para concretar el cambio de domicilio electoral de la exgobernadora bonaerense, María Euenia Vidal a la Capital y del exvicejefe porteño Diego Santilli a la provincia de Buenos Aires. La confirmación o refutación del plan se concretará en las generales del 14 de noviembre.

Confiado por un resultado positivo, el alcalde se muestra cauteloso y pide a sus candidatos no subestimar al adversario. Repite en público que falta mucho para 2023, pero cada vez se mueve más como un posible presidenciable que dentro de la coalición opositora está dispuesto a medirse con los aspirantes del radicalismo, como el gobernador jujeño Gerardo Morales o el médico neurólogo Facundo Manes, que integra la lista que lidera Santilli.

Diez días después de las primarias Rodríguez Larreta comenzó un recorrido nacional e internacional que no ha terminado. Será para dejar en claro que está dispuesto a pelear la candidatura presidencial de JxC en 2023. Las escalas en el extranjero fueron Washington y Nueva York, con una agenda que concretó entre el 24 y 28 de septiembre para reunirse con funcionarios del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y con dirigentes del Partido Demócrata, como el enviado especial para el clima de la Casa Blanca, John Kerry y el expresidente Bill Clinton.

El alcalde encabezó una gira por Estados Unidos, visitó seis provincias y fue al coloquio de IDEA

La gira no fue de alto vuelo, pero incluyó un encuentro con un colaborador muy estrecho del expresidente Donald Trump, como el titular del BID Mauricio Claver Carone y con Ricardo Zuñiga del Departamento de Estado. También incluyó encuentros con emprendedores argentinos radicados en Estados Unidos. En la mayoría de los casos, o al menos en los más importantes, se encargó de reflejar sus ambiciones presidenciales. Sin decirlo, se mostró como uno de los grandes electores de las elecciones de este año y apuntó a mostrarse como una cara distinta del PRO más allá del expresidente Mauricio Macri.

Lo mismo hizo en el interior del país la semana pasada. El 7 de octubre viajó a Córdoba, para respaldar la candidatura de Luis Juez para senador nacional y de Rodrigo De Loredo para diputado nacional. Al día siguiente se trasladó a Chaco para mostrarse con los aspirantes al Congreso por esa provincia y antes de concluir la jornada estuvo en Formosa para reforzar la campaña de los aspirantes de JxC.

El 9 de octubre estuvo en Salta con el mismo objetivo y por la tarde llegó Tucumán para exhibir un aliado peronista: el intendente de la capital provincial Germán Alfaro. Fue en la cuna del actual jefe de Gabinete Juan Manzur, que pidió licencia como gobernador para jurar como ministro coordinador. El diez llegó a Santiago del Estero para compartir caminatas por la capital con los candidatos de la alianza. No hubo información sobre encuentros con aliados peronistas, pero el año pasado exisiteron gestiones a través de funcionarios porteños para una reunión del alcalde con el gobernador santiagueño Gerardo Zamora, máximo dirigente del Frente Cívico de la Concordia local y uno de los aliados más importantes del Frente de Todos el norte.

Los viajes continuarán la semana que viene por Santa Fe, donde estará con la candidata a senadora nacional Carolina Losada, pero luego de las fotos norteñas de la semana pasada el alcalde no se quitó el traje de candidato cuando regresó a Buenos Aires. El miércoles fue uno de los invitados a la edición 2021 del coloquio de IDEA. Este año el evento es presencial y se realiza en el centro de convenciones de Costa Salguero. En ese lugar tan conocido para el PRO, Rodríguez Larreta se mostró fortalecido por el resultado de las elecciones y reivindicó la disputa por la presencialidad escolar con el Gobierno durante la pandemia.

Larreta trabaja para construir un discurso de alcance nacional 

Sin embargo no se concentró en hacer diagnósticos sino en mostrarse propositivo y optimista. Dijo que en 2023, al que llegue a la Casa Rosada le tocará construir un gobierno de coalición con "dos tercios o el 70% del sistema político" que tenga como premisas básicas un acuerdo político para ordenar la macroeconomía y otro para incluir al 20% de la población que quedó afuera del sistema.

"Tenemos que consensuar una visión común que nunca va a ser unánime, pero que debemos acordar con dos tercios o el 70% del sistema político, para que podamos sostener un camino que luego mantenga sea quien sea presidente", dijo Rodríguez Larreta para enunciar algunas definiciones políticas que exceden su rol como jefe de Gobierno porteño y confirman que trabaja para construir un discurso de alcance nacional que le permita capitalizar políticamente el nivel de conocimiento que alcanzó durante la primera etapa de la pandemia.

En esos días compartía las conferencias de prensa con el presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, cuando las tres gestiones tenían un alto nivel de aceptación ante la crisis sanitaria.

Esa escenografía multiplicó la llegada de Rodríguez Larreta cuando todavía estaba muy cerca el impacto de la derrota que protagonizaron Macri y Vidal en 2019 para disputar un segundo mandato en sus funciones ejecutivas. Un año después las elecciones de medio término parecen el punto de largada de la campaña de largo aliento que el jefe de Gobierno protagonizará hasta 2023.

Temas relacionados