Más artículos

Vacunas VIP: se fue Verbitsky del CELS y ya no será el presidente del organismo de derechos humanos

Vacunas VIP: se fue Verbitsky del CELS y ya no será el presidente del organismo de derechos humanos
El periodista fue el titular de la organización durante décadas. Su revelación de que se había vacunado en forma irregular generó un fuerte malestar.
Por Juan Manuel Barca
24.02.2021 10.47hs Política

Por el escándalo de las vacunas, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) aceptó el alejamiento de Horacio Verbitsky de su presidencia. Su salida se conoció en las últimas horas a través de un comunicado del organismo que presidía desde el 2000, luego de los fuertes cuestionamientos de los trabajadores de la organización al periodista por integrar el grupo de vacunados VIP.

Verbitsky presentó un pedido de disculpa formal y pidió una licencia que fue aceptada por la comisión directiva, por lo que su cargo será ocupado a partir de ahora por Sofía Tiscornia, la vicepresidenta del CELS. De esa manera, la organización inició un cambio en su conducción después de que su ahora extitular revelara el viernes pasado en radio El Destape que se había vacunado en el Ministerio de Salud gracias al favor de su "amigo" García Ginés González.

La confesión desató un escándalo político que terminó con el despido del ministro de Salud, su reemplazo por Carla Vizzotti y la confirmación oficial de una lista de más de 70 funcionarios, políticos y familiares beneficiados por ese mecanismo irregular, que se repitió en municipios y varias provincias. También se conoció que en el Hospital Posadas se habrían vacunado 80 jóvenes no identificados, según una denuncia del sindicato de la salud Cicop.

La nota radial generó la reacción de los trabajadores del CELS, que salieron rechazar a través de Twitter el "privilegio" de que su presidente fuera vacunado "a través de una cadenas de favores y a título personal, mientras estabamos intentando, como todo el mundo, conseguir un turno para las personas mayores de nuestras familias". "Nada de lo ocurrido representa el trabajo y el pensamiento de quenes integramos y hacemos a la organización en su día a día", sostuvieron.

"El CELS considera que a la crisis generada por la pandemia debe responderse con solidaridad y políticas igualitarias. Ante los hechos de público conocimiento, Horacio Verbitsky presentó un pedido formal de disculpas y de licencia que fue aceptado por la Comisión Directiva. Sofía Tiscornia, en su condición de vicepresidenta, se encuentra a cargo de la presidencia del CELS", informó este miércoles el organismo.

Según el comunicado, "durante dos décadas, Horacio, comprometido con el movimiento de derechos humanos, hizo aportes importantes a la vida política del país y a la historia de nuestra organización que, desde 1979, es parte de las luchas por una sociedad justa". "La Comisión Directiva decidió que en las próximas semanas se dé inicio a una transición en las formas de gobierno de la organización", concluyó.

La crisis de las vacunas también provocó su despido de El Destape, la radio conducida por Roberto Navarro donde el referente de DDHH tenía una columna. "Es una inmoralidad que con 50 mil muertos haya vacunados VIP. Es inmoral quien lo autorizó y quien se vacunó. Aquí no hay inocentes. Y alguna opereta atrás seguro habrá. Le hice saber a @VerbitskyH que ya no seguirá con sus columnas en @eldestape_radio", anunció por Twitter el periodista hoy cercano a Alberto Fernández.

En su primer descargo, Vertbitsky se disculpó por el hecho que definió como un "error grave". "Asumo sin excusas la parte que me toca y acepto todas las críticas recibidas, así como agradezco las tan numerosas comunicaciones de solidaridad y afecto. Si lo hice y, sobre todo, si luego lo conté sin que nadie me lo preguntara, es porque no advertí que fuera algo incorrecto, el ejercicio de un privilegio", escribió en El cohete a la luna, el medio que dirige.

Al día siguiente, el periodista insistió en que se había equivocado y desmintió que su revelación haya sido una operación para perjudicar a Ginés, un funcionario que era visto como un rival por el kirchnerismo en la puja de poder dentro del Gobierno. "No favorecí a nadie. Ni a Ginés, Ni a Alberto, ni a Cristina. Fue una estupidez. Tengo derecho a equivocarme. No hablé con Ginés, le mandé un mensaje y no me contestó. Le deseo lo mejor y si le hice daño lo lamento. Yo cometí un error grave".

El ahora extitular del CELS es autor de más de veinte libros de investigación, desde 1999 integró la junta directiva de la división latinoamericana de la ONG Human Rights Watch​ y fue periodista de Clarín, Confirmado y La Opinión. También fue uno de los creadores del Semanario CGT de los Argentinos, el diario Noticias de Montoneros y la agencia de noticias ANCLA en dictadura, junto a Rodolfo Walsh. Posteriormente, escribió durante 30 años en Página/12.

Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído