Colapso de Garbarino y Ribeiro: qué competidores aprovechan y hasta planean abrir más locales

Colapso de Garbarino y Ribeiro: qué competidores aprovechan y hasta planean abrir más locales
Salarios adeudados a miles de empleados y ventas nulas mantienen de rodillas a ambas compañías. Sin embargo, otros nombres se fortalecen
Por Patricio Eleisegui
30.07.2021 17.29hs Negocios

Son tiempos de tempestades en el ámbito del retail. El declive de Garbarino no deja de profundizarse y cada día que transcurre representa una auténtica pesadilla para las más de 4.300 familias que dependen del futuro económico de la cadena. Mientras continúa la indefinición en torno a la potencial convocatoria de acreedores en la que ingresaría la firma, los trabajadores de la firma se preparan para para iniciar un cuarto mes sin cobrar haberes.

No es el único problema que afrontan: Carlos Rosales, titular de la cadena, viene incumpliendo, además, el pago de aguinaldos y acaba de cortar la cobertura de salud de todos los trabajadores.

Como expuso iProfesional a mediados de esta semana, la desesperación que prevalece en el personal de Garbarino es tal que no faltan quienes, mientras se termina de definir qué ocurrirá con la compañía, ahora trabajan como choferes de Uber o hacen de delivery para asegurarse algún tipo de ingreso.

Un desastre similar ocurre en torno a Ribeiro, empresa que viene incumpliendo con los salarios de 1.800 empleados en todo el país. Ante la falta de claridad respecto de lo que viene para la compañía, sus trabajadores en plazas como Tucumán tomaron la decisión de subastar parte de los electrodomésticos de los locales para, de esa forma, obtener algún tipo de compensación.

Sólo en esa provincia, el retail adeuda hasta 6 millones de pesos en concepto de sueldos. En la central de deudores del Banco Central, la firma ya aparece en situación de "irrecuperable".

En este contexto, la familia Ribeiro está buscando capitalizar la empresa y en algún momento hasta se llegó a mencionar a un grupo vinculado a la actividad agroindustrial, pero nada prosperó. La caída de ventas en unidades fue del 60 por ciento entre 2019 y el 2021, de acuerdo con reportes especializados del sector.

En abril último, el retail cerró una de las sucursales en General Alvear, Mendoza. La cadena también tenía definido bajar la persiana en su local en San Juan. A mediados de junio último, Ribeiro cerró su local en la ciudad de Rafaela, en el oeste de Santa Fe.

A mediados de esta semana, la firma cerró de forma definitiva sus locales en Posadas, capital de la provincia de Misiones. Representantes de los trabajadores de Ribeiro en ese distrito aseguraron a iProfesional que, durante la noche del martes 27, sendos camiones de la empresa vaciaron de productos y muebles los puntos de venta en esa ciudad.

Consultado respecto del momento que transita este nicho de negocios, que arrancó el año con la salida final de Falabella, Fabián Castillo, titular de FECOBA, la federación que integra al comercio y la industria, dijo a este medio que "estas empresas ya venían complicadas en términos financieros previo a la pandemia. Pero la situación se agravó a partir del cambio en el comportamiento de los consumidores y la pérdida de poder adquisitivo".

"Con el coronavirus estalló la compra online. Bueno, muchas de las compañías del retail arribaron al 2020 muy flojas en términos de infraestructura tecnológica para atender la nueva demanda. La digitalización, además, abrió mucho el mercado. Eso les quitó volumen a las empresas grandes. Hay mayor competencia y costos más altos para esas mismas compañías. Llegar a este momento con deudas y sin un cambio en los canales de venta puede ser fatal", agregó.

Esta semana, sendos camiones de Ribeiro vaciaron los locales del retail en Posadas.
Esta semana, sendos camiones de Ribeiro vaciaron los locales del retail en Posadas.

Consultados por iProfesional, voceros de Garbarino aportaron conceptos alineados con lo anterior. "La situación de la compañía es compleja por el endeudamiento acumulado en los últimos años y luego el efecto de la pandemia, que complica a todas las empresas. El grupo que ingresó el año pasado jamás imaginó que la pandemia iba a durar tanto", comentaron.

Añadieron que, a raíz de "las restricciones sanitarias, la venta en los locales cayó 60 por ciento en abril y 75 por ciento en mayo. No hay caja capaz de aguantar un derrumbe así. Esa es una de las causas detrás de la imposibilidad de afrontar el pago de los sueldos, por ejemplo".

"Este último aspecto derivó en la parálisis de las plantas ensambladoras del grupo en Río Grande, Tierra del Fuego. Y ahí se empezó a complicar todo a la mayor escala por la escasez de productos, sumado a la falta de nuevos inversores por el contexto del país", completaron.

Los jugadores que crecen en plena crisis

Esta caída que muestran Ribeiro y Garbarino, sumado a la salida de Falabella, está siendo aprovechada por otro pelotón de firmas del retail que, con estructuras más eficientes, han hecho de esta instancia de la pandemia una etapa de crecimiento.

Megatone es una de las compañías que lidera esta tendencia. Sólo en lo que va del año, la cadena puso en marcha sendos locales comerciales en Santa Fe capital, Santiago del Estero y Salta. La semana pasada incluso levantó las persianas de una sucursal en Jujuy.

Fuentes del retail anticiparon a iProfesional que, de aquí a fin de año, la firma llevará a cabo la apertura de otros 4 o 5 puntos de venta.

"En lo que corresponde a Megatone Express, el formato de cercanía, ya contamos con 500 sucursales en todo el país. Por el lado de la propuesta más tradicional, ahí el número está en torno a los 50 puntos comerciales. Después, contamos con un canal de comercio electrónico muy fuerte que nos garantiza, también, la cobertura nacional", afirmaron voces ligadas a la compañía.

Cada apertura que viene llevando a cabo el retail implica la creación de al menos 20 nuevos puestos de trabajo directos

El resultado comercial, comentaron las fuentes, viene siendo por demás de positivo: la cadena duplicó la tasa de crecimiento del rubro en unidades en lo que va del 2021, y en particular dentro del canal digital se encuentra dentro del top 3 dependiendo los meses en facturación.

"Se ha venido trabajando muy fuerte en optimizar la experiencia de compra. Se evoluciona a la par de las tendencias que muestra el mercado. La digitalización es importante, pero aún queda un camino muy largo de posibilidades en lo presencial", se indicó.

Atenta a una demanda que también ha ido cambiando con el transcurrir de la pandemia, Megatone sigue focalizándose en la comercialización de todo lo que es confort para el hogar. Desde muebles hasta accesorios, y también con énfasis en la venta de artículos para tiempo libre y deporte, entre otros ítems.

Otro caso es el de Musimundo, propiedad de dos grupos empresarios como son Electrónica Megatone (EMSA) y CARSA, que controlan el 50 por ciento del capital cada una. Como expuso iProfesional a principios de julio, la cadena viene recuperando ventas e incrementando su "market share" en el sector de los electrodomésticos.

A tono con esto, un informe de la calificadora local FixSer, propiedad de FitchRatings, expone que CARSA ha mejorado sus ventas y su generación de fondos. Respecto de este último ítem, en la primera parte del año el retail llegó a los 5.207 millones de pesos con un EBITDA de 189 millones en comparación con 5.562 millones y un EBITDA negativo que mostraban sus balances de agosto del 2020.

Tal recuperación le permitió mejorar sus ratios de cobertura y apalancamiento lo cual, junto a la restructuración del negocio junto con la reestructuración financiera, mantiene a Musimundo en una mejor posición para el bienio 2021-2022.

Las ventas de la empresa crecieron 90 por ciento en un año y la firma viene cumpliendo a rajatabla con los pagos de su deuda.

Por el lado de Frávega, la firma mantiene su estructura de 110 sucursales y el plantel de 1.800 empleados. La cadena está entre las que mejor viene interpretando la expansión de las compras online.

De ahí que, desde 2020 a esta parte, activó una ampliación de su plataforma "Frávega Online", que ahora ofrece, además de electrónica, muebles, colchones y otros artículos para el hogar.

Cetrogar es otro de los nombres que sigue consolidándose en este contexto de turbulencias, altas y bajas, que atraviesa el retail. La empresa mantiene en funcionamiento más de 80 sucursales distribuidas en 14 provincias y una plataforma de e-commerce con cobertura nacional. Comercializa desde electrónica hasta bicicletas, pasando por muebles, artículos de camping y motos.

Musimundo
Musimundo recuperó ventas y sigue cumpliendo con su plan de reducción de deuda.

"Estamos en un mercado que se está reconfigurando, con una transición que se aceleró por el aumento de las compras online post pandemia", dijo a iProfesional Juan Manuel Almeida, gerente de Marketing del retail.

"Igualmente, los locales físicos siguen siendo muy importantes tanto en Argentina como en cualquier otro mercado. Por eso estamos con un plan de expansión de al menos 5 nuevas sucursales antes de que termine el año", agregó.

Grupo Márquez, Pardo, Naldo Lombardi y Castillo completan el grupo de empresas que viene mejorando sus números a partir del "achique" de Garbarino y Ribeiro. Relativamente aliviadas en términos de deudas, con estructuras de costos en permanente revisión y atentas a la demanda online, apuntan a generar una diferencia a partir del traspié de dos de las más grandes de la comercialización en cadena.

Temas relacionados