Así es como se puede ser socio del fideicomiso de Richmond para producir la vacuna nacional contra el Covid-19

Así es como se puede ser socio del fideicomiso de Richmond para producir la vacuna nacional contra el Covid-19
Los inversores podrán participar del proyecto suscribiendo certificados que permitirán un cobro futuro determinado a través de una colocación de deuda
Por Andrés Sanguinetti
30.07.2021 10.34hs Negocios

El laboratorio Richmond, propiedad de Marcelo Figueiras, acelera el proceso de producción de vacunas contra el Covid-19 de origen rusa en la Argentina a partir de la construcción de una planta en la localidad bonaerense de Pilar que entrará en operaciones a principios de octubre de 2022.

El establecimiento será provisto por un consorcio integrado por cinco empresas: CIMA Industries inc; Axiom Ingeniería S.L; Shanghai Tofflon Science & Tecchnology; Sanghai Zhongla Quality Management & Trading Co, y Grupo Sinotek S.A. de CV.

Mientras tanto, el empresario viaja de manera constante al país del presidente Vladimir Putin en donde negocia con las autoridades del Instituto Gamaleia los cargamentos que llegan para elaborar 700.000 dosis de la Sputnik V.

Pero el proceso necesita de un importante desembolso de fondos que permitan financiar tanto la producción de las vacunas como la nueva planta para lo cual el empresario ideó un fideicomiso denominado Proyecto de Inmunización para el Desarrollo Argentino o VIDA que ya obtuvo la aprobación de la Comisión Nacional de Valores (CNV) para ser lanzado.

El objetivo es recaudar hasta u$s85 millones para sostener el proceso con este fideicomiso financiero calificado como Bono Sostenible (Proyecto con Impacto Ambiental y Social Positivo) y que posee una vida de 20 años en los cuales los inversores serán socios de Laboratorios Richmond en la producción, comercialización y exportación de las vacunas no sólo contra el coronavirus sino también para elaborar otros productos biotecnológicos.

Es decir, el inversor participa del proyecto o de un cobro futuro determinado a través de una colocación de deuda o una participación de capital y que se encuentra listados en un mercado.

El asesoramiento legal para la concreción de esta operación estuvo a cargo de Nicholson y Cano Abogados. Los abogados Mario Kenny, socio del estudio, y Juan Martín Ferreiro, asociado, fueron quienes redactaron el prospecto y el contrato, y los trámites ante la CNV y Bolsas y Mercados Argentinos S.A ("ByMA").

El fiduciario será el Banco de Valores y los colocadores el Banco Provincia y Nación Bursátil, que percibirán una comisión de hasta el 0,50% sobre el monto efectivamente colocado entre terceros y se dedicarán a la búsqueda de los inversores que, por su participación, recibirán importantes ganancias, según se desprende del documento publicado por la entidad financiera para dar a conocer el formato del fideicomiso que se comienza a ofrecer durante esta jornada del 29 de julio.

El fidecomiso recibirá también los ingresos que se determinen específicamente y que la sociedad obtenga por la comercialización de especialidades medicinales que se produzcan en la planta, "a efectos de garantizar el cumplimiento de las obligaciones asumidas bajo el Contrato de Leasing, con las limitaciones que se acuerden en el citado contrato y que dispongan específicamente los autorizados".

Los certificados de participación estarán listados en ByMA, en el Panel de Bonos SVS y podrán también listarse en el Mercado Abierto Electrónico S.A., y en otros mercados autorizados.

Estarán denominados en dólares pero suscriptos y pagaderos en pesos, darán derecho al pago de servicios en concepto de amortización y renta de manera trimestral.

El período de difusión será del 30 de julio al 5 de agosto; el de suscripción, del 6 de agosto de 10 a 16 horas. Y al finalizar el período de colocación, el fiduciario informará mediante los resultados de la colocación.

El precio de suscripción será el valor nominal de los certificados y el fiduciario asignará los bonos a los suscriptores que hubieran presentado sus solicitudes priorizando el orden cronológico durante el período de licitación y hasta agotar los certificados emitidos.

Marcelo Figueiras es el titular del laboratorio Richmond

En el caso de que varios inversores presenten ofertas de suscripción al mismo tiempo y la suma de esas ofertas supere el importe remanente para adjudicar, serán aceptadas parcialmente prorrateando la cantidad de certificados correspondiente entre dichos oferentes.

Se pagará en dos tramos de amortización. El primero, abarcará un 98 % del valor nominal. Y el segundo, comprenderá tres servicios trimestrales: los dos primeros al 0,66 % del valor nominal, y el último del 0,68 %.

Como bienes fideicomitidos se destacan el inmueble donde se levantará la planta, dentro del Parque Industrial de Pilar (calle 9 y Del Canal). También, los fondos obtenidos por la colocación de los certificados; los derechos de comodante o de nudo propietario y el dinero que eventualmente aporte el fiduciante.

A esto se le suma todo lo producido, renta, amortización, indemnización y derecho que se obtenga de dichos bienes fideicomitidos o de la inversión de fondos líquidos disponibles.

Se aclara que los certificados, que tienen calificación de riesgo "BBB+ (arg)" por FIX SCR, sólo pueden ser adquiridos por inversores calificados como el Estado nacional, las provincias y municipios; empresas públicas; organismos internacionales; la Anses; bancos y entidades financieras públicas y privadas; Fondos Comunes de Inversión; compañías de seguros; empresas extranjeras, entre otras.

La denominación mínima/unidad mínima de negociación es de u$s1 en tanto que las ofertas de suscripción deberán ser iguales o superiores a u$10.000. La suscripción e integración será efectuada en pesos al tipo de cambio inicial que surgirá de un promedio aritmético simple de los últimos tres días hábiles previos al que finaliza el período de licitación del tipo de cambio del dólar vendedor del Banco Nación.

El monto mínimo de emisión de los certificados es de u$s70 millones y el máximo de u$85 millones. Pero si las solicitudes de suscripción recibidas no llegan a los u$s70 millones, la oferta quedará sin efecto declarándose desierta la colocación.

Los servicios de amortización y de renta serán pagaderos en pesos, mientras que el capital se abonará en dos tramos de amortización. El primero comprende los servicios trimestrales a pagar hasta la fecha de pago de servicios en la que resulte amortizado el 98 % del valor nominal. Y el segundo comprende tres servicios trimestrales, pero limitado en los dos primeros al 0,66 % del valor nominal, y en el último al 0,68 % del valor nominal.

En cuanto a la renta se comenzará a pagar una vez cancelado el 98 % del valor nominal, y se abonará hasta la fecha de vencimiento de los certificados. Los que venzan a los 180, 210 y 240 meses contados desde el tercer mes siguiente al cierre del primer perríodo de devengamiento del canon se pagarán por el importe de los fondos disponibles para cancelar los servicios que exceda del monto necesario para completar la amortización.

La fecha de vencimiento de los certificados de participación se estableció para el día en que se cumplan 20 años contados desde el primer pago de servicios.

Plan de expansión

El convenio de Richmond para producir vacunas en Argentina fue suscripto en febrero pasado en la ciudad de Moscú, donde se firmó un memorándum de entendimiento junto a Management Company of Russian Direct Investment Fund (RDIF), que representa al Instituto Gamaleya.

En ese momento, se aclaró que a partir de la firma del acuerdo se comience a trabajar en la construcción de la planta y en la búsqueda de los fondos necesarios para financiar la iniciativa y lograr que en el plazo de un año se estén produciendo las vacunas en la Argentina.

La vacuna  rusa será producida por Richmond en una planta que se levantará en la localidad bonaerense de Pilar
La vacuna rusa será producida por Richmond en una planta que se levantará en la localidad bonaerense de Pilar

El desarrollo se realizará en cooperación con el fondo soberano ruso y la participación de Hetero Labs, de la India y socio estratégico de Richmond desde hace más de 25 años.

En la actualidd, el laboratorios continúa su plan de expansión en el orden nacional e internacional, ampliando sus líneas de productos e incursionando en nuevos mercados con el objetivo de "contribuir al desarrollo del bienestar de la comunidad, asumiendo como toda organización dedicada a la preservación de la salud humana".

Cuenta con licencias concedidas por empresas farmacéuticas europeas de medicamentos originales para su comercialización exclusiva en la Argentina mientras que sus productos llegan a más de 20 países de Centro y Sudamérica, África, Asia y Medio Oriente.

Temas relacionados