Más artículos
"Estamos muertos": por qué los garajes y estacionamientos dejaron de ser negocio y ahora sufren una debacle

"Estamos muertos": por qué los garajes y estacionamientos dejaron de ser negocio y ahora sufren una debacle

"Estamos muertos": por qué los garajes y estacionamientos dejaron de ser negocio y ahora sufren una debacle
Aunque considerado entre los rubros esenciales, el funcionamiento de estos emprendimientos entró en parálisis con el correr de las semanas. Los factores
Por Patricio Eleisegui
01.07.2020 12.45hs Negocios

A tono con el desastre comercial que sufren y enfrentan el grueso de los emprendimientos comerciales en la Ciudad, los estacionamientos y garajes transitan la cuarentena afectados por una ausencia casi total de ingresos, el endeudamiento en alquileres e impuestos, y la falta de ayuda oficial para sortear este momento.

Semejante combo terminó por activar una ola de cierres con foco en la zona del micro y macrocentro, área donde -desde que irrumpió el Covid-19- ya clausuraron su entrada más de 20 emprendimientos y algo más de de 300 están a un paso de cerrar para siempre.

Desde el empresariado del rubro señalaron ante iProfesional que, aunque la actividad resultó considerada esencial a partir de la flexibilización del primer aislamiento, la decisión del Gobierno de la Ciudad de establecer el libre estacionamiento en las calles porteñas terminó por minar la capacidad financiera de los garajes.

Exponen que, sobre todo en los mencionados micro y macrocentro, los estacionamientos funcionan a partir del cobro por hora. La desaparición de usuarios a partir de la libertad para dejar los vehículos junto a las veredas, sumado a una merma en los clientes de abono que contratan cocheras de manera mensual, derivó en un escenario de cese de operaciones que se intensifica semana a semana.

El menor tráfico por efecto de las restricciones al movimiento en general también le añadió drama al panorama.

En diálogo con iProfesional, Eduardo Sánchez, presidente de CAGESRA, la cámara que integra a los titulares de estacionamientos y garajes, sintetizó el momento con una frase lapidaria: "Estamos muertos".

"Nuestras complicaciones se intensificaron a partir del 18 de marzo. Que nos hayan declarado esenciales para luego establecer el libre estacionamiento terminó siendo una burla. El Gobierno no nos escucha, nadie nos atiende. Ya tenemos una gran cantidad cierres y vamos camino a un escándalo en términos de estacionamientos que se van a perder", anticipó.

Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, el segmento de los garajes y playas de estacionamiento genera 10.000 empleos.
Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, el segmento de los garajes y playas de estacionamiento genera 10.000 empleos.

"Somos un sector que da trabajo a 10.000 personas sólo en Capital Federal. De ese número, cerca de 2.000 se distribuyen entre los garajes sólo en el micro y macrocentro. Son los que se van a perder en breve", alertó. En esa zona de la Ciudad, de acuerdo a las estimaciones de CAGESRA, la parálisis comercial derivada de la cuarentena ya generó el recorte de más de 100 empleos de abril a esta parte.

"Tampoco es que los que no cerraron de forma definitiva hoy están abiertos y operaron. En Palermo y Belgrano, por ejemplo, muchos estacionamientos decidieron dejar de funcionar hasta que se levante la cuarentena porque no pueden afrontar sueldos y otros gastos. Hay que ver si luego vuelven a abrir", advirtió el directivo.

Alquileres impagables

Sánchez comentó que, en el caso de los titulares de garajes que no son dueños de la locación, los empresarios enfrentan costos de alquiler que oscilan entre los 150.000 y 200.000 pesos.

Los titulares de estacionamientos enfrentan alquileres que pueden alcanzar los 200.000 pesos.
Los titulares de estacionamientos enfrentan alquileres que pueden alcanzar los 200.000 pesos.

"A eso hay que agregarle los sueldos -los estacionamientos promedian 5 empleados-, el pago de ABL, impuestos en general, y a veces también expensas. Hoy un empresario del rubro requiere de 400.000 pesos mensuales, mínimo, para sostener el funcionamiento del garaje", estimó.

Para luego añadir: "En estos tiempos de pandemia, el titular de un garaje, propietario, que logra reunir 60, 70 clientes con abono mensual, a lo sumo recauda 170.000 pesos en el mismo lapso. O sea, los números no cierran por ningún lado. Sin ayudas para el sector, y manteniendo el estacionamiento liberado y la baja circulación, nos encaminamos a un cierre de garajes inédito".

Temas relacionados