Más artículos
Ya quebraron o cerraron 400 gimnasios pero alertan que lo peor está por venir

Ya quebraron o cerraron 400 gimnasios pero alertan que lo peor está por venir

Ya quebraron o cerraron 400 gimnasios pero alertan que lo peor está por venir
Una proyección indica que entre marzo y junio el país perderá una cuarta parte de sus gimnasios si no se les permite volver a la actividad
Por iProfesional
25.05.2020 19.49hs Negocios

La parálisis total de las actividades de ejercitación y recreativas a partir del 20 de marzo (cuando se inició la cuarentena en todo el país) puso a los gimnasios contra las cuerdas.

Desde entonces, debido al parate del negocio y a la incertidumbre sobre cómo continuará la crisis del coronavirus, muchos de los locales se vieron forzados a concretar el cierre definitivo.

Según una encuesta realizada por Mercado Fitness, un 3% de los gimnasios consultados confirmó haber decidido un cierre permanente durante abril, mientras que otro 2% dijo que acababa de cerrar su negocio o estaba a punto de hacerlo a fines de mayo.

En base a esos números, y considerando que el total de gimnasios en el país se estima en unos 8.000, el relevamiento infiere que en abril se cerraron nada menos que 240 locales y en mayo otros 160. Esto da una alarmante cifra de 400 centros de ejercitación menos.

Pero lo peor estaría por llegar. La encuesta –realizada el 17 de mayo pasado– revela que el 20% de los gimnasios deberá cerrar sus puertas para siempre en junio si no se les permite la vuelta a la actividad. Esto implicará la desaparición de otros 1.600 locales en un período muy breve.

Y, a fin de cuentas, entre marzo y junio la proyección indica que habrá 2.000 gimnasios menos, lo que representa una cuarta parte del total.

"Recibo a diario noticias de cierres de gimnasios en todo el país, con nombres y apellidos, no con números", comenta Guille Vélez, director de Mercado Fitness, realizadora del sondeo.

Estos cierres tendrán, además, un muy fuerte impacto desde el punto de vista laboral: se estima que en el rubro trabajan unas 80.000 personas en relación de dependencia.

Algunos gimnasios optaron por alquilar máquinas a sus clientes.
Algunos gimnasios optaron por alquilar máquinas a sus clientes.

Gimnasios: entre el cierre y el cambio de actividad

Mientras que algunos centros de ejercitación física tuvieron que bajar las persianas sin atenuantes, otros buscan generar algún tipo de ingreso con los elementos que cuentan y una clientela que todavía requiere servicios para mantenerse en forma.

Por ejemplo, Ciclos Gym de Chivilcoy cerró sus puertas con apenas seis años de vida, pero busca alternativas. "Por ahora vivimos del alquiler de las bicicletas, y algunas clases por Zoom de funcional", dice Karina Morales, una de las dueñas. "No puedo proyectar en un país en el que no se puede ni planificar el día a día", asegura.

Tomás Malerba, dueño del gimnasio Decathlon, de Trelew, Chubut, fue noticia a principios de abril cuando decidió convertir en pizzería uno de sus dos gimnasios. "Al principio nos costó conseguir la habilitación del Municipio, pero después de abrir el local, gracias a Dios, nos ha ido muy bien", comenta.

El gimnasio Salud y Vida, situado en la ciudad de Córdoba, se transformó en el hogar de Héctor Hinojosa, su dueño, quien hoy vive allí "con la idea de poder reabrir el año que viene si las condiciones se dan".  En esta línea agrega: "La idea es encarar una renovación. Y también hacer un trabajo mixto con clases presenciales y virtuales".

Por su parte, el centro Grupo Activo y Saludable en San Antonio de Padua, Gran Buenos Aires, cerró y su dueña se volcó al mundo virtual". Este año espera expandirse a nivel internacional, abrir otros mercados, "y llevar mis productos hacia una plataforma digital, así que dudo volver a tener un lugar físico", dice Marina Messina, su directora, según detalla el relevamiento de Mercado Fitness.

El protocolo que impulsan los gimnasios

Consolidado como otro de los rubros con total afectación por el avance del coronavirus y la imposición de la cuarentena, el segmento de los gimnasios ya concentra ideas y define criterios de funcionamiento con vistas a retomar el funcionamiento a partir del mes de mayo.

En esa dirección, la Cámara Argentina de Gimnasio, entidad que aglutina a más de 850 centros de entrenamiento, estableció un protocolo de pautas sanitarias diseñadas para neutralizar las posibilidades de contagio y a tono con especificaciones emitidas por los ministerios de Salud y Trabajo.

Según pudo constatar iProfesional, el criterio predominante es el distanciamiento social con foco, también, en el control de la salud de los clientes en la instancia de acceso a los gimnasios e higiene permanente de máquinas, vestuarios y salones.

Más separación: el distanciamiento será clave para la reapertura.

"Los gimnasios seremos centros de detección temprana de la enfermedad mediante la aplicación del presente protocolo. Bajo este esquema solicitamos nos permitan continuar trabajando, a fin de continuar brindando salud y bienestar a la población", señala un comunicado de la entidad al que accedió este medio.

Entre otros aspectos, el protocolo establece:

• Límites en la cantidad de usuarios acorde a la cantidad de metros cuadrados del gimnasio.

Política de acceso vía turnos y sistemas de check-in previo, que permitan conocer en todo momento la cantidad de gente entrenando en el gimnasio.

• Límites en la cantidad de usuarios en los salones de clase con demarcación en el piso respetando la distancia recomendada: 1 socio cada 4 metros cuadrados.

Suspensión de toda clase que implique contacto entre los socios. Por ejemplo, artes marciales o boxeo.

• Redistribución de equipamiento con 2 metros de distancia entre cintas, bicicletas y todo equipo de musculación.

• Obligación de utilización de protección mediante barbijos a toda aquella persona que concurra y/o trabaje en el establecimiento.

• Demarcación de espacios en las áreas de atención al público/recepciones para que se mantenga la distancia de 2 metros entre personas.

Se permitirá hasta 10 personas a la vez en el vestuario incluido el vestuarista.

Al mismo tiempo, se controlará la temperatura de los clientes previo al ingreso a los establecimientos y no se permitirá el ingreso de personas a partir de los 65 años.

También se colocarán botellas de alcohol con spray junto a las máquinas de musculación y el personal de limpieza procederá a la desinfección de las instalaciones al menos una vez por cada hora transcurrida.

"Las clases de los salones se dictarán como máximo durante 45 minutos de manera que, al finalizar cada clase, el personal de limpieza tenga los 15 minutos necesarios para hacer la limpieza de los elementos y espacios", informa el protocolo.

"Los vestuarios se cerrarán 15 minutos cada hora para realizar la limpieza de cada uno de ellos", añade.

Hay más:

• El personal sólo se acercará a los alumnos con el equipo básico de protección personal (barbijo, guantes, antiparras). La provisión de los elementos del personal del gimnasio será realizada por el establecimiento para asegurar las condiciones de higiene y seguridad correspondientes.

• Se intensificarán los esfuerzos para que el personal que concurre a trabajar en el gimnasio se traslade por medios propios sin necesidad de recurrir al transporte público.

• En todo momento habrá en el gimnasio un responsable altamente capacitado en cuestiones de salud y protocolo de actuación ante posible detección de persona presumiblemente infectada.

Asimismo, el protocolo definido por la cámara remarca que "las actividades para menores se reiniciarán junto con el inicio de clases".

Adrián Stoll, secretario de la cámara, informó que el protocolo imita las pautas definidas en China para el retorno a la actividad en el gigante asiático. "Allí los gimnasios están empezando a funcionar con un protocolo estricto que también se puede implementar en la Argentina", declaró.

"Controlando la salud de los clientes, queremos aportar al testeo de personas y evitar que el virus se propague aún más", expresó. El directivo anticipó que la medición de la temperatura se llevará a cabo con "medidores láser" y la colocación de "cuadrículas en los pisos que marquen un área de cuatro metros por persona para así respetar el distanciamiento social".

El sector de los gimnasios en la Argentina está conformado por más de 6.000 sitios de entrenamiento distribuidos en todo el país. El bloque en cuestión, integrado por empresas de capital 100 por ciento nacional, brinda empleo a más de 50.000 personas.

Ante la inactividad y el derrumbe de la recaudación, sendos referentes de esta actividad comercial vienen reclamando auxilio oficial -además de la pronta reapertura de los puntos de entrenamiento- prácticamente desde el inicio de la cuarentena.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Negocios