Más artículos
Felicidad en el trabajo: un estudio sorprende y revela que la cuarentena podría aumentar la satisfacción laboral

Felicidad en el trabajo: un estudio sorprende y revela que la cuarentena podría aumentar la satisfacción laboral

Felicidad en el trabajo: un estudio sorprende y revela que la cuarentena podría aumentar la satisfacción laboral
Quiénes son los trabajadores que demuestran mayores niveles de felicidad en el trabajo y por qué las empresas miden este indicador
Por iProfesional
10.07.2020 14.07hs Management

Hay personas que una vez que su país ingresó a etapas de confinamiento para prevenir el contagio de Covid-19, automáticamente se adaptaron a trabajar desde sus hogares y a distancia, y otras que lo están padeciendo. ¿Es posible ser feliz en el trabajo en medio de una pandemia?

Si bien no se puede medir el grado de felicidad laboral en un momento en el que la mayoría de las personas dicen estar atravesando situaciones de incertidumbre, ansiedad y angustia, hubo algunos intentos de lograr datos sobre el nivel de bienestar.

Claro que hay una multiplicidad de situaciones distintas. Quienes salen a trabajar por ser personal esencial hoy arriesgan su salud para seguir cumpliendo con su tarea, para que la sociedad continúe cuidándose y manteniendo su dignidad personal intacta. También es cierto que muchas personas se encuentran de licencia por ser grupo de riesgo, por estar a cargo de un tercero, o con su actividad suspendida en los centros de mayor densidad poblacional del país, lo cual sesga cualquier intento de medir ahora la felicidad en el trabajo.

Pero así y todo hay algunos indicios de que la flexibilidad que lograrían muchas actividades en la "nueva normalidad" podrían llegar con algunos puntos extra en lo que a felicidad en el trabajo se refiere.

Una reciente investigación respecto de la felicidad en el trabajo se desarrolló en Suiza y se dio a conocer a mediados de mayo, cuando la pandemia llevaba ya varios meses extendida alrededor del mundo.

La consultora Deloitte Suiza reveló que la mitad de las personas en el país estaban en ese momento trabajando desde sus casas y que lo hacían felices.

"El teletrabajo atrae a muchos de ellos, tanto que ya no desean trabajar todo el tiempo en la oficina", señaló Deloitte, y dijo que un 41% de las 1.500 personas encuestadas afirmaron que eran más productivas en su hogar, "a pesar de la menor interacción con los colegas y la distracción con los niños alrededor".

Aunque solamente el 25% había trabajado desde casa antes de la crisis del coronavirus, en comparación con el 48% actual, el 34% de los encuestados indicaron que querrían seguir trabajando así una vez finalizadas las medidas de desconfinamiento.

Es decir, para muchos, la flexibilidad de poder trabajar desde sus hogares era el ingrediente que faltaba para lograr la felicidad laboral. Aunque no todas las personas se adaptan fácilmente a este formato.

Hubo otro estudio internacional sobre felicidad en el trabajo dado a conocer a principios de junio por la firma de seguros de salud, Cigna. Participaron del mismo más de 10.000 personas de países como China, Singapur, España, Tailandia, Emiratos Árabes Unidos, entre otros. Y los analistas de Cigna no podían creer cómo en medio de la pandemia creció el nivel de satisfacción laboral.

"Estamos viendo algunos resultados que nunca podríamos haber predicho. Las personas nos dijeron que el desarrollo y el aprendizaje que obtienen de sus empleadores ha mejorado significativamente, que el balance entre vida laboral y personal también mejoró marginalmente –a pesar de que muchos de ellos reportan trabajar más horas en casa que antes- y respecto de sus familias, las personas sienten que están en una mejor posición para apoyar a sus parejas y sus hijos que antes, además de estar pasando más tiempo de calidad con ellos", reflexiona el reporte de Cigna en inglés.

Más aún: a pesar de las medidas de confinamiento, se vio un descenso de la sensación de soledad entre los participantes. En enero, el 11% decía sentirse aislado y en abril solo lo mencionó el 8%. "Los confinamientos parecen haber mejorado las relaciones en muchos casos. El 73% de las personas dijo sentirse más cerca de los demás en abril, contra el 69% en enero", añadieron.

"Las personas también dijeron sentirse más cerca de sus colegas que antes de la crisis. Un 64% dijo que trabajaba desde casa usando tecnología de comunicaciones con sus colegas y un 76% dijo que su jornada laboral era más flexible", incluso con la mayoría teniendo más horas de su día dedicadas al trabajo.

Al analizar estos resultados Arjan Toor, el CEO de Cigna en Europa, se refirió a los niveles de felicidad en el trabajo: "El cambio al trabajo remoto fue uno de los más significativos que trajo la cuarentena por COVID-19. Hay Fuertes indicaciones que, a nivel general, trabajar desde casa a mejorado la vida laboral, sugiriendo que las rutinas de trabajo cambien permanentemente una vez que termine el confinamiento".

"Si bien no hay duda de que la pandemia nos trajo estrés y retos significativos a todos, es gratificante ver la confirmación en estas instancias de que las personas están más satisfechas con el bienestar en su trabajo en estos momentos", cerró.

¿Por qué es importante la felicidad en el trabajo?

Los empleados con mayores niveles de felicidad laboral demuestran también altos grados de productividad
Los empleados con mayores niveles de felicidad laboral demuestran también altos grados de productividad

La felicidad en el trabajo está definida por la percepción de bienestar psicológico (OMS) que experimenta una persona por el hecho de trabajar en una empresa.

Según estudios de la Universidad Siglo 21, esta sensación está dada por la alta frecuencia de emociones positivas y la baja frecuencia de emociones negativas en el espacio de trabajo.

Es un indicador muy tenido en cuenta hoy por las empresas, que se dedican a medirlo porque los trabajadores que son felices, según indica esa casa de altos estudios:

  • Manifiestan mejores niveles de desempeño (productividad, creatividad, calidad),
  • Tienen mayores niveles de motivación,
  • Están bien valorados por sus compañeros y
  • Generan emociones positivas y buenos climas de trabajo.

Asimismo, la investigación de Universidad Siglo 21 determinó que los adultos mayores son más felices en el trabajo que los jóvenes. El 60% de los trabajadores entre 51 y 65 años se sienten muy felices, en comparación al 30,4% de los trabajadores entre 18 y 30 años que se sienten poco felices.

Más aún, el 60% de los trabajadores que están hace más de 15 años en la misma organización experimentan los niveles más altos de felicidad. Es decir, que a mayor antigüedad en la organización, más felicidad expresa el trabajador.

Gestionar la felicidad en el trabajo

Los planes de bienestar y de beneficios deberán adaptarse a la nueva normalidad para mejorar la felicidad laboral
Los planes de bienestar y de beneficios deberán adaptarse a la nueva normalidad para mejorar la felicidad laboral

En los casos en los que las empresas decidan pasar a un esquema híbrido o directamente 100% a distancia, también se deberá gestionar distinto el plan de beneficios.

Los beneficios no monetarios son factores que las empresas utilizan para mejorar su propuesta de valor hacia los talentos, incrementar la pertenencia y también los niveles de felicidad laboral.

Algunos de estos "perks" podrían tener un valor menos significativo en un esquema que permita trabajar desde casa: acceso a comida saludable en el trabajo, masajes en la oficina o gimnasio "in house", tienen otra connotación. Lo mismo puede ocurrir para los beneficios para cargos altos, como el auto corporativo o reintegro por gasto de combustible.

Los planes de capacitación online, los de "wellness" con clases de yoga o sistemas de atención de la salud mental, por el contrario, pueden pasar a ocupar mayor relevancia y aportar a la felicidad laboral de los empleados.

Resta definir, de acuerdo a cómo evolucione la Ley de Teletrabajo que actualmente se encuentra en tratamiento en el Congreso Nacional, en qué categoría cae el pago de una conexión a Internet, provisión de equipo (computadora, teléfono corporativo, etc.) y equipamiento (silla ergonómica, escritorio, etc.) de trabajo. Por el momento, algunas compañías lo proveen como beneficio a los trabajadores que se desempeñan de manera remota, y las expresiones de agradecimiento y felicidad se multiplicaron en los perfiles de redes sociales de esas personas.

Por último, por supuesto que el salario es un componente fundamental de las propuestas de valor de las empresas hacia los empleados. Sin embargo, no es un factor que se suela considerar al medir la felicidad, ya que se descarta que debe ser competitivo en el mercado.

Una investigación que realizó el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de Siglo 21 en 2017 demostró que el salario no es el factor principal en la felicidad laboral, y que los argentinos se sienten felices en el trabajo si están orgullosos de la organización a la que pertenecen, si se sienten valorados y desafiados por la tarea que desempeñan, además de por la remuneración que perciben.

Solo con teletrabajo no se logra la felicidad

La felicidad laboral se vio beneficiada por el teletrabajo, pero hay otros factores que impactan en el nivel de satisfacción
La felicidad laboral se vio beneficiada por el teletrabajo, pero hay otros factores que impactan en el nivel de satisfacción

En junio último la entidad española IMF Institución Académica publicó también una investigación vinculando el salario emocional al nivel de felicidad de los empleados, de cara a la denominada "nueva normalidad".

"Las nuevas generaciones de trabajadores, y los millennials como ejemplo paradigmático, ya no tienen suficiente con el salario económico. Necesitan, además, ser recompensados con otro tipo de retribución que les ayude a conciliar la vida profesional y familiar; y aquellas organizaciones que se han situado en la vanguardia de la gestión del talento y del cuidado de su capital humano, al ofrecer a sus empleados un salario emocional, son las empresas preferidas por las nuevas generaciones y se han convertido en las best places to work", explicó la directora general de IMF Institución Académica, Belén Arcones.

"Sin motivación no hay retención de talento y los empleados acaban marchándose", añadió.

En este caso, IMF marcó que el teletrabajo era una de las principales demandas de los empleados en los últimos años, para conciliar vida familiar y laboral, al contar con la suficiente flexibilidad.

Pero el teletrabajo por sí solo no trae la felicidad si reproduce los mismos vicios que tienen los empleos presenciales y suma otros propios y más nuevos, como la obligación de "calentar la silla" durante un número de horas sin tener tareas laborales para cumplir.

Desde IMF señalaron en un comunicado la necesidad de corregir muchas de las prácticas que se han impuesto con la urgencia que requirió el confinamiento para proteger la salud de los trabajadores, y que se multiplicaron con cierre de colegios, el cuidado de los más pequeños, jornadas laborales más largas e intensas y herramientas de trabajo poco adecuadas, entre otros factores.

Según Arcones, "surge la necesidad de una adecuada regulación del teletrabajo para paliar los altos niveles de estrés que los trabajadores han sufrido durante estos meses. Sin duda, en caso de existir futuros confinamientos intermitentes durante la segunda parte del año o, incluso durante 2021, será necesaria una normativa para poder hacer del teletrabajo una virtud y no de deterioro del trabajador".

Otros de los factores que IMF Institución Académica alude es el referido a los beneficios sociales. Aseguran que en España muchas compañías están ofreciendo diversos seguros, planes de jubilación, ayudas a la educación de los hijos o abono de los costos de transporte como forma de retribución indirecta, que se convierten en una importante herramienta de motivación, felicidad y compromiso por parte del trabajador.

Por último, un trabajador reconocido será mucho más feliz dentro de la compañía y su implicación será mayor. El reconocimiento hace que los empleados se sientan valorados, que vean que sus esfuerzos cuentan y sin duda es una herramienta más para reforzar la relación de la empresa con sus trabajadores.

El secreto de Harvard para ser feliz en el trabajo

El curso más demandado en Harvard es sobre felicidad en el trabajo
El curso más demandado en Harvard es sobre felicidad en el trabajo

En la prestigiosa Universidad de Harvard, el curso que al día de hoy sostiene el récord de solicitudes de inscripción es uno acerca de la felicidad en el trabajo.

A partir de su amplia experiencia sobre cómo alcanzar un nivel de felicidad en el ámbito laboral, el profesor que dicta ese programa, Ben Shahar, se convirtió en una de las estrellas más reconocidas en el ambiente académico mundial.

"No tienes que ser perfecto para llevar una vida más rica y más feliz", insiste el experto. La clave parece estar en aceptar la vida tal y como es, lo cual, según sus palabras, "te liberará del miedo al fracaso y de unas expectativas perfeccionistas".

Con la ayuda del profesor, el doctor israelí Tal Ben-Shahar, especializado en Psicología Positiva, inició una corriente de pensamiento conocida como "la ciencia de la felicidad". El profesor y autor de "Being Happy" asegura que la alegría se puede aprender, de igual manera que un deporte con técnica y práctica.

Las seis recomendaciones que da para ser feliz en el trabajo son: perdone sus fracasos, sea agradecido por las cosas grandes y las pequeñas, haga ejercicio, simplifique, practique meditación y mejore su capacidad de resiliencia.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Management