Más artículos
Cuántos trabajadores del AMBA están suspendidos o perdieron su empleo

Cuántos trabajadores del AMBA están suspendidos o perdieron su empleo

Cuántos trabajadores del AMBA están suspendidos o perdieron su empleo
De acuerdo a datos de la UCA, casi 20% no tuvo ingresos durante la cuarentena. ¿Quiénes son los trabajadores esenciales y quiénes teletrabajan?
Por Paula Krizanovic
01.06.2020 08.13hs Management

El Observatorio de la Deuda Social de la Pontifícia Universidad Católica Argentina (UCA) dio a conocer un informe sobre los efectos socioeconómicos, psicosociales y político-ciudadanos generados por las políticas de aislamiento sanitario obligatorio sobre los hogares del Área Metropolitana de Buenos Aires (Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 30 partidos del Conurbano Bonaerense).

Para conocerlos, aplicó una encuesta telefónica a un panel de 500 hogares entre el 7 y el 10 de mayo.

"Entre los hechos verificados más importantes se puede identificar la pérdida de trabajo e ingresos en los ocupados con empleos más precarios y, en los patrones, empleadores, profesionales independientes y cuentapropistas no profesionales", resume la entidad educativa.

Por las medidas de cuarentena contra el COVID-19 en la zona del país con mayor cantidad de contagios (AMBA) el 8,2% de los ocupados perdió su empleo o no puede realizar su actividad por cuenta propia.

Otro 39,3% de los trabajadores del Área Metropolitana está suspendido o debió dejar de trabajar. Hay además un 4,2% de esta población que se encuentra de licencia por ser parte del grupo de riesgo.

Entre los que se encuentran trabajando, un 22% lo hace menos horas y otro 26,4% sigue trabajando como siempre o más horas.

De acuerdo a la encuesta, los trabajadores del Conurbano Bonaerense presentan una situación más adversa que los de CABA: el 9,8% perdió el empleo o se quedo sin trabajo y el 41,6% está suspendido o debió dejar de trabajar, en comparación con el 3,3% y el 32%, respectivo de los trabajadores de CABA.

Pero son los ocupados que residen en hogares que en 2019 se encontraban en situación de pobreza los que deben enfrentar una situación más negativa que el resto. Perdió el empleo o se quedó sin trabajo el 15,4% de los trabajadores de esos hogares, y el 52,8% está suspendido o debió dejar de trabajar, en comparación con el 5% y el 33,3%, respectivamente de los ocupados que residen en hogares no pobres.

"La mayor perdida de empleo se observa en los empleados de casas particulares y en los que realizaban trabajos temporarios. El 28,3% y 20,9% respectivamente está suspendido o debió dejar de trabajar el 44,4% de los socios, patrones o empleadores y cerca del 30% de los empleados del sector público o privado y de los trabajadores por cuenta propia no profesionales", aseguran desde la UCA.

Y continúan trabajando la misma o más horas el 45,8% de los ocupados en el sector público y el 40,7% de los del sector privado.

Pérdida de ingresos durante la cuarentena

En el Conurbano y en los hogares pobres se redujeron más los ingresos durante la cuarentena
En el Conurbano y en los hogares pobres se redujeron más los ingresos durante la cuarentena

El Observatorio de la Deuda Social también evaluó la disminución de la actividad económica que todos estos cambios trajeron aparejada.

En ese marco, el 19,8% de los ocupados no cobró ni tuvo ingresos en el período de la cuarentena, el 44,2% vio reducidos sus ingresos y solo el 36% pudo disponer de los mismos o de más dinero

En este aspecto una vez más la situación de los trabajadores del Conurbano Bonaerense probó ser más adversa que la de los de la CABA: el 21,7% no tuvo ingresos y al 43,6% se le redujeron los ingresos laborales, en comparación con el 13,7% y el 45,9%, respectivos de los trabajadores de la CABA.

Solo el 34,6% de los ocupados del conurbano y el 40,4% de los de la CABA recibieron los mismos o más ingresos.

Y también los ocupados que residen en hogares que en 2019 se encontraban en situación de pobreza vieron aún más reducidos sus ingresos que el resto. No cobró ni tuvo ingresos el 25,1% de los trabajadores de hogares pobres y el 50,5% vieron reducidos sus ingresos, en comparación con el 17,3% y el 41,3%, respectivamente de los ocupados que residen en hogares no pobres.

"La mayor proporción de ocupados que no cobró ni tuvo ingresos se observa en los socios, patrones o empleadores, en los trabajadores que tenían trabajos temporarios o changas y en los trabajadores por cuenta propia no profesionales; 44,4%, 32,7% y 29,2% respectivamente". Indicó la UCA.

La proporción de trabajadores que vieron reducidos sus ingresos se dio en mayor medida en los empleados en casas de familias, los trabajadores por cuenta propia no profesionales y los socios, patrones o empleadores; con el 65%, el 55,6% y el 55,6%, respectivamente

¿Quiénes son los "esenciales"?

Quiénes son los trabajadores esenciales que siguen prestando tareas en cuarentena
Quiénes son los trabajadores esenciales que siguen prestando tareas en cuarentena

Al analizar en el panel de hogares quiénes son los trabajadores que son considerados "esenciales" dentro de las políticas de aislamiento social y continúan desempeñando tareas presenciales mediante un permiso del circulación otorgado por el Gobierno, la UCA concluye que son alrededor del 28% de los ocupados del Área Metropolitana de Buenos Aires.

El porcentaje de trabajadores con permiso es mayor en el Conurbano Bonaerense que en la CABA (29,8% y 22,3%, respectivamente).

También son más los trabajadores residentes en hogares no pobres que en hogares pobres (29,6% y 24,3%) los que cuentan con el certificado de circulación para desempeñar sus tareas. Y abundan en hogares de nivel socioeconómico medio alto antes que en los de nivel muy bajo (29,5% y 6,8%).

El porcentaje de ocupados con permiso se incrementa entre los trabajadores de hogares del estrato medio no profesional (37,6%) y entre los varones antes que entre las mujeres (38,4% y 14,9%, respectivamente).

Teletrabajo

Son más los residentes de CABA y las mujeres que pudieron seguir trabajando desde sus casas
Son más los residentes de CABA y las mujeres que pudieron seguir trabajando desde sus casas

Los trabajadores que permanecen en sus casas, sin permiso para circular pero completando tareas a distancia o por Internet son un 26,8% de los ocupados del AMBA según la UCA.

"El porcentaje de trabajadores que podía trabajar desde su hogar fue marcadamente mayor en CABA que en el Conurbano Bonaerense (40,7% y 22,4%, respectivamente), en los trabajadores residentes en hogares no pobres que en hogares pobres (35,9% y 6,4%) y en hogares de nivel socioeconómico medio alto que en los de nivel muy bajo (62% y 2,6%)", destacaron desde el Observatorio de la Deuda Social Argentina.

También el porcentaje de teletrabajadores durante la cuarentena es mayor en los hogares del estrato medio profesional (63%) que en el resto de los estratos, y entre las mujeres más que en las varones (33,4% y 21,6%, respectivamente).

Conclusiones preocupantes

A partir de todos estos datos los investigadores del Observatorio de la Deuda Social Argentina temen por la futura profundización de la pobreza y las desigualdades materiales, sociales y simbólicas.

Se espera, al igual que ocurrió en todo el mundo, que las medidas de aislamientos social obligatorio que se implementaron para impedir el contagio de COVID-19 generen una caída pronunciada del Producto Bruto Interno (PBI) este año, que será de entre el 6% y el 7% en el caso de la Argentina, que ya venía transitando una etapa prolongada de recesión económica.

Desde el gobierno nacional se implementaron distintos programas para abordar la caída o nulidad de ingresos en los hogares durante la etapa de confinamiento. "Si bien estas medidas están permitiendo amortiguar el impacto de la actual crisis sobre las condiciones de vida, ellas no bastan para compensar la retracción económica, la destrucción de empleo y el aumento del empobrecimiento, en especial, entre los sectores sociales que se ven impedidos de mantener sus actividades laborales y carecen de un fondo de reserva", advierten desde la UCA.

"En el contexto de crisis, no sólo hay más pobres, sino que los pobres crónicos son más pobres, y cabe pronosticar un empeoramiento en los próximos meses", añadieron en el informe.

La profundidad de esa crisis dependerá del tiempo de permanencia de las medidas de aislamiento. La UCA no ve posibilidades de cambiar la situación estructuralmente crítica que afecta a los sectores más vulnerables si no es a través de la puesta en marcha de un plan de reactivación del mercado interno, tanto formal como informal.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ