Guiño del FMI para Alberto: apoya reformas y "medidas de protección social" del gobierno Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Alberto F. espera un Congreso "a full" en enero y alejar fantasmas de la delegación legislativa

Alberto F. espera un Congreso "a full" en enero y alejar fantasmas de la delegación legislativa
El futuro mandatario buscará diferenciarse de Mauricio Macri e impulsará el tratamiento de las leyes que serán la base de su gobierno en el corto plazo
Por Sebastian Albornos
17.11.2019 06.52hs Legales

El equipo que asesora al presidente electo, Alberto Fernández, considera que no hay tiempo que perder. Por eso, una vez que asuma, el hombre que encabezó la lista del Frente de Todos convocará al Congreso para sesionar.

Es que las sesiones ordinarias finalizan el próximo 30 de noviembre y aún hay varios proyectos que aguardan a ser sancionados. Algunos, incluso, son impulsados por el actual mandatario, Mauricio Macri, pero son avalados también por el peronismo.

Incluso, los asesores de los distintos legisladores ya prevén que las sesiones se extiendan no solo hasta fin de año, sino que también abarquen a enero, por lo que tendrán un fin de año ajetreado.

En principio, Fernández no tendrá problemas para que el Frente de Todos reúna a los 129 diputados y 37 senadores que necesita para poder comenzar a sesionar. Es que desde Juntos por el Cambio ya se comprometieron a dar discusión, o eventualmente a acompañar, a los proyectos que Fernández considere pertinentes.

Uno de los principales objetivos del exjefe de gabinete durante el kirchnerismo es que las principales iniciativas sean refrendadas por el Congreso para dar una señal distinta a la que dio el macrismo al comienzo de su mandato cuando, por ejemplo, nombró jueces de la Corte por decreto a principios de 2016.

Así, también, alejaría los fantasmas sobre una posible delegación legislativa, que le permitiría arrogarse facultades propias del Congreso nacional.

Si bien la primera minoría en la cámara baja sería la del macrismo, el Frente de Todos ya se aseguró –al menos de palabra- el acompañamiento de algunos partidos que responden a los gobernadores.

En ese sentido, el jefe de la bancada del peronismo en Diputados, Agustín Rossi, aseguró que "se necesita aprobar el presupuesto durante el mes de diciembre" para después tratar "lo que el presidente termine definiendo como las leyes prioritarias".

Leyes de todo tipo

Por lo pronto, el Congreso terminará con su letargo tras la conclusión del año electoral y retomará con su agenda. El primer plenario tendría lugar el próximo miércoles 20 de noviembre.

Allí se debatirán las leyes que promueven una nueva regulación en cuanto a los alquileres de viviendas (para proteger a los inquilinos fijando un tope a los cánones locativos) y la denominada "ley de góndolas", que busca terminar con las concentraciones de mercado y regular la competencia en la venta de productos en los supermercados.

Además, entre diciembre y enero, se debatirían los siguientes proyectos:

-La creación de una Agencia Nacional de Seguridad que reemplazará en sus funciones al ministerio de ese nombre y a la Agencia Federal de Inteligencia, ex SIDE, y que tendrá el control de las fuerzas federales y sus respectivos órganos de vigilancia.

- El Presupuesto 2020, que si bien fue presentado por la gestión de Mauricio Macri el pasado 16 de septiembre por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. De todas maneras, algunas variables serían reformuladas para adaptarlas al nuevo plan político económico.

-Creación del Consejo Económico y Social: será la base para la puesta en marcha del "acuerdo social" entre trabajadores y sectores productivos.

-Creación del Consejo Nacional de Seguridad: incorporaría a esa tarea a las administraciones provinciales.

-Nuevo régimen simplificado para pymes y comercios.

-Aumento de retenciones al agro.

-Impuestos para las grandes fortunas y a la herencia.

-Reforma a la ley de hidrocarburos, para buscar facilitar la llegada de financiamiento a yacimientos convencionales y no convencionales.

-Reperfilamiento de la deuda externa. En este tema hay que tener en cuenta que los plazos para su tratamiento no están del todo claros porque Alberto Fernández espera conocer los números reales y la opinión de los tenedores de bonos.

Se discute, además, la posibilidad de sancionar la vuelta de la ley de emergencia económica, pero no cuenta con apoyo de Juntos por el Cambio y, al mismo tiempo y con los números de las arcas nacionales en mano, el futuro presidente y su equipo tendrán que analizar de dónde saldrían los recursos para afrontarla.

Por otro lado, se aguarda el discurso de asunción de Fernández para saber si habrá otros proyectos que propone debatir en el corto plazo. En ese mismo momento, podría darse a conocer si las sesiones serán una extensión de las ordinarias (lo que permitiría incluir cualquier proyecto) o extraordinarias (con un listado fijo dispuesto por Fernández).

En enero se prevén dos sesiones, que se llevarían a cabo el 8 y 22. Será clave para el oficialismo conseguir el apoyo de Juntos por el Cambio para avanzar con la agenda.

El futuro presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dejó trascender que el objetivo legislativo es prorrogar las sesiones ordinarias del Congreso durante diciembre y la convocatoria a extraordinarias durante enero para aprobar la primera batería de iniciativas propuestas por la nueva administración nacional.

La reconfiguración del Congreso obliga a obtener el apoyo de un sector del actual oficialismo para conseguir la sanción.

El diputado nacional del PRO, Pablo Tonelli, adelantó que no pondrán trabas para que se lleven adelante esas sesiones en el Congreso.

"Vamos a dar quórum para las extraordinarias, queremos ser una oposición responsable", prometió.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar