Más artículos

¡Cuidado!: este es el motivo por el que no tenés que comer fruta madura

¡Cuidado!: este es el motivo por el que no tenés que comer fruta madura
La fruta madura a veces queda en la heladera y es muy frecuente consumirla luego de haberle quitado alguna parte fea o podrida, pero ¿está bien?
Por iProfesional
27.10.2020 19.51hs Health & Tech

Es común que en la heladera o en una fuente de frutas queden alimentos que no se han consumido y cuyo estado no es el ideal para comerlos. A veces se puede rescatar alguna parte y de hecho es lo que la mayoría de las personas hace, pero ¿está bien? ¿Hace bien a la salud?

La respuesta es no, aunque tampoco es necesario alarmarse. Esta solución puede representar riesgos para el organismo, ya que el moho no deja de ser un síntoma de que aquel alimento no está bien y puede tener consecuencias malas para el funcionamiento del organismo en caso de comer una cantidad importante. Lo más habitual es sufrir una gastroenteritis o cuadros de inflamación intestinal o digestiva. Sin embargo, los problemas pueden ser más graves.

Es por eso que comer alimentos que se hayan puesto feos, se hayan ablandado o en los que se vea mucho moho, podría traer problemas de salud.

Cuál es el motivo de estas afecciones

Los causantes son unos hongos muy pequeños y que se esparcen por la materia orgánica en descomposición. Dentro de este tipo de hongos, los más peligrosos con respecto a los alimentos son los de la familias Aspergillus, Penicillium y Fusarium.

Es importante tener en cuenta que este tipo de hongos pueden estar en alimentos muy variados, desde frutos secos, salsas, cereales hasta el café.

Los frutos secos pueden tener hongos que causen problemas digestivos
Los frutos secos pueden tener hongos que causen problemas digestivos

Estos hongos crean varias microtoxinas, que son las que representan un peligro para la salud. Si su consumo en dosis pequeñas es muy frecuente y persistente puede alterar elADN y desencadenar algunas patologías oncológicas, de acuerdo a lo que detallan expertos en la materia. 

El principal problema de estas microtoxinas es que son peligrosas y, además, no se pueden ver no oler. Se trata de compuestos químicos que se reproducen con más rapidez cuando la temperatura es alta, sobre todo entre los 24 y los 28 grados. Por esta razón, la temporada de verano es cuando hay que ir tener más cuidado. Las temperaturas más bajas reducen el crecimiento y por eso se recomienda que muchos productos se guarden dentro de la heladera. No obstante, una vez que aparecen, ya no se pueden eliminar. 

Es por eso que, en caso de que exista alguna duda sobre el estado del alimento -sea cual sea-, se aconseja no consumir el producto y desecharlo.

Es cuando se consumen alimentos con estas microtoxinas durante un largo periodo cuando hay más peligro de sufrir cáncer​, sobre todo el de hígado.

Se recomienda no consumir alimentos con moho o partes mohosas
Se recomienda no consumir alimentos con moho o partes mohosas

Cómo evitar estos riesgos

Para evitar estos peligros, las principales recomendaciones se centran en cosas muy sencillas. Una de ellas es respetar las fechas de caducidad o consumo preferente, conservar el producto en un lugar adecuado o noconfiarse del olor o el sabor. Otra de las recomendaciones es tirar el alimento si ya tiene muestras de estar pasado o tiene una parte mohosa.

También es necesario decir que en algunos casos la presencia de moho no es mala, como es el caso de los quesos azules. La clave está en el tipo de hongo y en el tipo de alimento. 

Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído