Más artículos

Según la ciencia, el sedentarismo puede tener consecuencias en el cerebro

Según la ciencia, el sedentarismo puede tener consecuencias en el cerebro
La OMS asegura que al menos un 60% de la población mundial no hace la actividad física necesaria para cuidar su salud. Las cifras
23.02.2020 06.14hs Health & Tech

Hacer ejercicio es un hábito saludable, con un impacto positivo en la salud, tanto a corto como a largo plazo. De esa afirmación no quedan dudas. Tampoco se pone en duda que el sedentarismo puede ser perjudicial para el funcionamiento del organismo y que, sobre todo a largo plazo, puede derivar en consecuencias severas para la persona desde el punto de vista físico.

Sin embargo, pocas veces se piensa en el efecto que la falta de actividad puede tener a nivel neurológico.

Durante las últimas décadas, muchos investigadores han estudiado los beneficios psicológicos de practicar ejercicio, y han concluido que practicar ejercicio puede mejorar las funciones cognitivas. Independientemente de la edad o la condición física, dedicar un tiempo para el ejercicio también produce cambios en el cerebro y muchos beneficios para nuestro bienestar mental.

Sin embargo, un estudio reciente afirma que no solamente practicar ejercicio físico provoca cambios en el cerebro, sino que el sedentarismo también produce cambios cerebrales. En el primer caso, impacta positivamente, mientras que en el segundo lo hace de manera negativa. De acuerdo a la investigación realizada por científicos estadounidenses, un estilo de vida caracterizado por la inactividad física, puede cambiar la estructura de las neuronas, afectando negativamente a un individuo.

El estudio, llevado a cabo por la Escuela de Psicología de la Universidad Estatal de Wayne, se realizó con ratas sedentarias y ratas regularmente activas. Se usaron una docena de ratas que se separaron en dos grupos; por un lado, grupo fue obligado a permanecer inactivo, mientras el otro hacía uso de ruedas para correr a su voluntad.Después de 3 meses, las ratas sedentarias presentaron ramificaciones adicionales en neuronas que se encuentran en la médula ventrolateral rostral, una porción del tronco cerebral que se encarga de controlar la respiración y otras actividades centrales que el cuerpo realiza de manera inconsciente. Según explicaron los investigadores, las neuronas de esta zona del cerebro están implicadas en enfermedades del corazón y la hipertensión, ya que controlan la presión arterial a través de la alteración en la constricción de los vasos sanguíneos.

Qué otros efectos negativos tiene el sedentarismo

Las consecuencias que el sedentarismo tiene en la salud son diversas, dado que afecta al cuerpo de manera integral.

La obesidad es una de las principales, y también de las más conocidas. Cuando una persona tiene un estilo de vida sedentario y no hace ningún tipo de actividad, el metabolismo se ralentiza, por lo que es más fácil ganar peso y más difícil perderlo.

También tiene impacto en la salud ósea. La falta de actividad física provoca el debilitamiento óseo y provoca enfermedades como la osteoporosis.
La fatiga es otra de las consecuencias que el sedentarismo puede producir; la baja condición física provoca que una persona se fatigue muy deprisa. Actividades cotidianas como caminar o subir escaleras suponen grandes retos físicos. Además, el colesterol aumenta.

Los problemas cardíacos, la propensión a los desgarros musculares, y la disminución de la elasticidad y movilidad articular, así como de la habilidad y capacidad de reacción, también forman parte de esta lista.

Se ralentiza la circulación circulación con la consiguiente sensación de pesadez y edemas, y desarrollo de dilataciones venosas -várices-.

Puede aparecer dolor lumbar y lesiones del sistema de soporte, como la mala postura, debido al poco desarrollo del tono de las respectivas masas musculares.
Por último, aumenta el riesgo de padecer hipertensión, diabetes, algunos tipos de cáncer, y otras enfermedades asociadas a la poca actividad física.

Es importante destacar que en las sociedades occidentales, debido al incremento de comodidades en el hogar, el aumento de la tecnología o las largas jornadas laborales en trabajos cada vez más intelectuales, ha provocado que muchas personas lleven un estilo de vida sedentario lo cual es nocivo para la salud y el bienestar.
Los datos publicados por la OMS advierten que al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. El sedentarismo es el cuarto factor de riesgo para la mortalidad en el mundo, y provoca el 6% de las muertes mundiales.

Estar sentado más de 6 horas al día provoca el 30% de enfermedades cardiovasculares, 23% de cáncer de mama y colon y el 27% de diabetes.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar