03.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Inflación, control y góndola: cuál es la primera medida de Feletti al frente de su nuevo cargo

Inflación, control y góndola: cuál es la primera medida de Feletti al frente de su nuevo cargo
Convocó para este miércoles a las grandes productoras de alimentos para informar sobre la nueva política de precios del Gobierno
Por Andrés Sanguinetti
12.10.2021 11.36hs Economía

Como acto inaugural de su nueva gestión, Roberto Feletti se reunirá este miércoles por la mañana con las principales empresas alimenticias del país.

El objetivo del encuentro que el flamante Secretario de Comercio Interior comenzó a delinear durante esta jornada es el de informar sobre los lineamientos que tendrá su gestión y terminar de definir el nuevo formato que tendrá Precios Cuidados.

Durante el encuentro que se llevará a cabo en el piso 10 del auditorio del Ministerio de Desarrollo Productivo, el reemplazante de la renunciada Paula Español les avisará sobre la continuidad del programa por otro trimestre.

Es decir, hasta enero del año próximo, con un nivel de retoques en algunos de los 600 producto que engloba que rondarían entre el 4% y el 6%, lejos de la pauta inflacionaria de casi el 10% que acumula en el trimestre que está finalizando en octubre.

"Es cierto, nos están comunicando que habrá reuniones entre este miércoles y el jueves para conocer las políticas que Feletti encarará a partir de ahora", admitieron en una de las mayores productoras lácteas.

Del mismo modo, otras grandes compañías del sector comenzarán a desfilar por el despacho de quien hasta la semana pasada se desempeñaba como columnista de un programa periodístico de la señal C5N y que fue nombrado al frente de la Secretaría de Comercio Interior por recomendación del jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Si bien entre las empresas no esperan grandes cambios con la impronta que Español le había dado a su gestión, desde el entorno de Feletti advirtieron que los controles, las regulaciones y las fiscalizaciones serán más estrictos.

Posteriormente, a las 11.30, Feletti mantendrá un encuentro con los representantes de los principales supermercados, reuniendo así a los principales actores que participan del programa "precios cuidados".

La mirada del funcionario está puesta en frenar las subas en los precios de la canasta alimenticia y en negociar con productores y cadenas de supermercados menores niveles de rentabilidad, por entender que el sector es responsable del elevado índice de inflación que se viene dando este año.

De hecho, en sus primeras declaraciones públicas que  realizó, Feletti adelantó que su política se basará en profundizar los controles y combatir los monopolios, aunque también afirmó que buscará dialogar con los ejecutivos de la industria  las premisas de Feletti para "dialogar" sobre la continuidad de los cepos, restricciones y las medidas de control que aplicará.

El funcionario pretende mostrar a los grandes productores y a las principales cadenas de supermercados como "los responsables" del alto peso que la canasta de alimentos tiene hoy en los bolsillos de los argentinos a quienes acusa de ser los ideólogos de la brecha que se ubica en torno al 10,8% y por eso asegura que  bajar ese peso "es fundamental" para que haya resto para comprar indumentaria, electrodomésticos e ir a comer afuera.

Si bien se entiende que la estrategia de Feletti será consensuada con su jefe directo, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el funcionario comenzó a tener vuelo propio y a delinear junto a su grupo íntimo de colaboradores la ruta de acción que impondrá desde Comercio Interior.

Pero en su primera acción, repite en cierto modo el camino que hasta su desplamiento había recorrido la propia Español, con encuentros de trabajo con grandes firmas de consumo masivo y supermercados para renovar el programa de Precios Cuidados y el de venta de cortes de carne más baratos, así como el plan Super Cerca. Pero, más allá de las diferencias, la estrategia oficialista confluye en la misma mirada: culpar a holdings como Molinos Río de la Plata; Arcor; Coca-Cola; Pepsi; Mastellone; Walmart; Carrefour o Cencosud de ser "los villanos de la película".

Por eso, les hará saber que, según su postura, la única víctima "es el pueblo argentino que no llega a fin de mes", tal como enfatizó hace unos días en una entrevista televisiva.Lo hizo a propósito de la disputa existente entre los empresarios, que reclaman mayores aumentos de precios, y el elevado costo de vida de la sociedad argentina.

El funcionario intentará alcanzar una solución al aumento inflacionario, aunque con una sola receta, la oficial, la que supone que productores y comercializadores se benefician de importantes ganancias y se victimizan a la hora de dialogar con las autoridades nacionales advirtiendo que sus ingresos caen y sus estados financieros se resienten mes a mes.

Por eso ya dejó trascender que mantendrá y hasta profundizará los controles de precios "y sobre los monopolios" y para que no queden duda, hizo referencia a Keynes cuando dijo que si a los monopolios no se los regula terminan destruyendo la economía y la sociedad.

"No es normal que alguien sobre un bien de consumo esencial fije el precio que quiere, la cantidad que quiere, y el que puede comprar, compra y el que no que se arregle", criticó ante las cámaras de C5N.

También en una columna que en abril pasado escribió para el sitio kirchnerista El Destape, había hecho referencia a las posturas monopólicas del sector de la alimentación.

"El mercado de alimentos monopólico en la producción y la comercialización impone precios al consumo apoyándose en dos factores: la demanda rígida de los bienes -porque no comer no es una opción- y que el Estado deberá cubrir la insuficiencia de ingresos populares para evitar el hambre y la conmoción social resultante", detalló en aquella nota.

Cuál es la primera medida de Feletti al frente de su nuevo cargo

Shock redistributivo

Como respuesta a este escenario enfatizó en la necesidad de aplicar propuestas para el shock redistributivo instalando regulaciones sobre el mercado de alimentos. Feletti además prometió incrementar las fiscalizaciones para saber si las regulaciones que se imponen desde el Estado nacional son respetadas y se cumplen.

Para lograrlo, anticipó que llevará adelante acuerdos de control con gobernadores e intendentes que le permitan la territorialidad suficiente como para asegurar el éxito de las fiscalizaciones.

"Yo creo que la fiscalización de precios es territorial. Creo que hay que estar en acuerdo con intendentes y sindicatos, y organizaciones sociales que colaboren", señaló el ex Secretario de Política Económica durante el mandato de Cristina Kirchner.

La tarea que tendrá Feletti a partir de ahora no será una más, sino una de las principales apuestas del gobernante Frente de Todos para intentar dar vuelta la paliza electoral de las PASO de agosto pasado.

Es que el elevado termómetro de las góndolas y la creciente inflación son dos de las principales problemas que el Gobierno no ha sabido resolver y que, para la mayoría de los analistas políticos, fueron determinantes a la hora de la derrota electoral por el malestar que despiertan en la sociedad.

Por eso, buscará ejercer una fuerte presión a supermercados, proveedores, y otros miembros de la cadena de comercialización para intentar encauzar el proceso inflacionario a poco más de un mes para las elecciones generales del 14 de noviembre.

La receta será, como ya se dijo, profundizar los controles estrictos para bajar el costo de la canasta básica y amenazar con millonarias multas y hasta con aplicar otro tipo de sanciones al sector privado

No importa si se manifiesta a favor del diálogo con empresarios, productores y comercializadores o de prometer cerrar un acuerdo "racional" donde se respeten los márgenes de ganancia y la posibilidad de expandir la producción y el consumo.

Temas relacionados