Más artículos

Una viróloga que escapó de China devela cómo ocultaron el coronavirus

Una viróloga que escapó de China devela cómo ocultaron el coronavirus
Una viróloga que escapó de China acusa al gobierno de Xi Jinping y a la Organización Mundial de la Salud de ocultar la información
Por iProfesional
12.07.2020 09.54hs Economía

Cada vez son más las voces que acusan al gobierno chino de haber encubierto la existencia del coronavirus y su gran capacidad de propagación luego de su aparición en la ciudad de Wuhan.

En las últimas horas, la viróloga Li-Meng Yan (en la foto) aseguró que tuvo que escapar de ese país rumbo a Estados Unidos en medio de amenazas por intentar revelar tal situación. "Sabían sobre el virus mucho antes de darlo a conocer", ratificó desde el extranjero.

En una entrevista a Fox News, la científica, que se especializaba en virología e inmunología en la Escuela de Salud Pública de Hong Kong, contó que huyó de China en un vuelo desde Cahay Pacific el 28 de abril por miedo a ser "desaparecida y asesinada ".

Una viróloga china devela cómo ocultaron el coronavirus
Una viróloga china devela cómo ocultaron el coronavirus

A más de dos meses de su llegada a Estados Unidos, sostuvo que "en diciembre ya se conocía la enorme capacidad de contagio del coronavirus". Además, dijo que "el gobierno chino sabía sobre él mucho antes de darlo a conocer".

Una viróloga china devela cómo ocultaron el coronavirus

De acuerdo con Yan, la institución para la que trabajaba era una laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Salud (OMS) y "tenía la obligación" de informar al mundo sobre el virus, pero evitó hacerlo.

También señaló que tanto el organismo dependiente de la ONU como las autoridades chinas conocían la forma y el potencial de contagio del COVID-19 al menos desde diciembre de 2019. Sin embargo, no solo ocultaron la información sino que negaron la capacidad de transmisión de la enfermedad.

Ante su intención de alertar al mundo sobre lo que sucedía en China, la viróloga contó que empezó a recibir amenazas, que finalmente la obligaron a esconderse en Estados Unidos.

Desde una ubicación desconocida, expresó que teme por su vida y que cree que no volverá a ver sus amigos o familiares, pero que es su deber "contarle al mundo la verdad sobre el COVID-19".