Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Estacioneros, en alerta: prevén cierres y más faltante de nafta si sigue congelamiento de precio

Estacioneros, en alerta: prevén cierres y más faltante de nafta si sigue congelamiento de precio
Entidades anticipan que mantener la medida pondrá en riesgo a más de 1.000 estaciones, muchas de las cuales empiezan a sufrir desabastecimiento
Por Patricio Eleisegui
16.10.2019 06.30hs Economía

Entre los dueños de estaciones de servicio, la preocupación va en aumento. Mientras transitan un período marcado nuevamente por el desabastecimiento y la caída permanente de la demnada, los empresarios no ocultan su temor ante versiones sobre una eventual prolongación del congelamiento.

Y anticipan un escenario más difícil para el rubro si, como sus equipos de técnicos ya anticiparon, Alberto Fernández se impone y opta por aplicar un veto total a la suba de combustibles, al menos durante la primera etapa de su eventual gestión.

A los ojos de los estacioneros, la imposibilidad de aplicar subas generó un desfasaje de precios que fijan en torno al 20 por ciento.

Consultadas por iProfesional, entidades del sector dan por descontado que una extensión del congelamiento sin subsidios para las estaciones de servicio será un golpe de gracia para los puntos de venta que operan sin bandera –denominadas estaciones "blancas"– y pondrá en jaque incluso a las más fuertes. 

"Una medida así, sin apoyo del Gobierno en términos de algún tipo de financiamiento, liquidará a las Pymes que quedan. Ya los costos son insostenibles y, para colmo, la recesión sigue tirando para abajo la venta", afirmó un directivo de una de las cámaras. 

Desde CECHA, la confederación que nuclea al grueso de los empresarios de la comercialización, su flamante nuevo titular, Gabriel Bornoroni, se pronunció al respecto. 

"Que haya una extensión del congelamiento que pesa sobre los combustibles es una posibilidad. El inconveniente es si esto se da sin una ayuda oficial de algún tipo. Hoy tenemos 1.000 estaciones de servicio ‘blancas’ y serían las primeras grandes afectadas por una decisión así. No resistirán un escenario así. De hecho, actualmente sufren enormes problemas para seguir operando", dijo a iProfesional.

Bornoroni coincidió en que el valor de los combustibles hoy se encuentra 20 por ciento por debajo de lo que necesita el segmento para mantener sus niveles de rentabilidad y expuso que, además de la inflación y su efecto en los costos operativos, los empresarios hoy deben enfrentar otro incremento salarial que también complicará las finanzas de los puntos de venta.

"Se dará una suba salarial del 27 por ciento, siendo que en el primer semestre del año ya se otorgó un 25 por ciento. Las ventas nunca se recuperaron como para afrontar estos incrementos. La situación es cada vez más difícil y si bien en primera instancia apoyamos el congelamiento porque la gente no puede pagar más cara la nafta, lo cierto es que todo se hace cuesta arriba", añadió.

También referente de CECHA, Guillermo Lego reconoció que predomina la preocupación respecto de qué ocurrirá con los valores de las naftas tras las elecciones. En diálogo con iProfesional, el directivo sostuvo que, de haber una continuidad del macrismo, se dará una salida gradual del actual esquema de precios quietos.

De ocurrir una victoria de Alberto Fernández, en cambio, la posibilidad de que continúe el congelamiento es una posibilidad que cobra más peso.

"Si se decide seguir con un esquema así y no se brindan facilidades, muchas estaciones de servicio estarán en peligro de cierre. Hoy ya tenemos alrededor de 60 que están en un momento muy delicado por el congelamiento. Si se sigue de esta forma, directamente van a desaparecer", alertó.

Predomina el desabastecimiento

Otro de los puntos que preocupa a los empresarios del sector es el regreso de los faltantes y, por supuesto, la venta siempre deprimida.

Bornoroni señaló que el desabastecimiento se hace más visible en el interior de la Argentina, con las estaciones "blancas" como las principales afectadas.

"En el país hoy se encuentran operativas alrededor de 1.000 estaciones de servicio de esas características. Y la mayoría están con complicaciones, especialmente en Córdoba", reconoció.

En provincias como Entre Ríos, los expendedores sufren los alcances tanto del desabastecimiento como del cupo implementado por algunas petroleras, que buscan con esa medida mantener bajo el nivel de refinamiento de crudo.

"Las estaciones blancas y los que tienen contratos sufren el quiebre de stock, especialmente en la nafta premium y el gasoil. Es necesario tomar medidas urgentes para aportar soluciones a la cadena de comercialización", declaró al respecto Mario Amado, presidente de la Cámara de Expendedores de Entre Ríos.

Algo similar ocurre en puntos de la provincia de Misiones, área en donde la cámara de estaciones de servicio local expuso en los últimos días graves faltantes por efecto de los cupos aplicados. "Los puntos de venta no llegan a fin de mes con la nafta que se les entrega. Hay mucho faltante de gasoil. Los problemas se acentuaron sobre todo en el último mes", confió a este medio un empresario de ese distrito.

Desde la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior su presidente, Alberto Boz, fue duro contra la medida fijada por el macrismo: "Habría que plantearse desde los sectores relacionados con el comercio de combustibles si realmente era necesario volver a los faltantes, los quiebres de stocks y los límites, con el agravante de que todo esto genera sobreprecios", expuso recientemente.

Boz sostuvo que, a partir de la puesta en marcha del congelamiento, "se terminó la fluidez de la operatoria", según la cual el expendedor hacía el pedido, depositaba los fondos y a las 24 horas llegaba el camión. 

Cayó hasta la súper

En agosto, el mismo mes donde se aplicó el congelamiento a los precios de los combustibles, por primera vez en tres años y medio disminuyó la demanda de nafta súper en las estaciones de servicio.

En comparación con el mismo mes del año anterior, su venta se contrajo algo más del 1%, según los datos difundidos por la Secretaría de Energía.

En comparación con igual período del 2018, la venta total de combustibles —naftas y gasoil— al público registró una baja del 3,7 por ciento, a pesar de la disposición que mantuvo los precios para evitar que se dispararan como consecuencia de la fuerte devaluación en los días posteriores a las primarias (PASO).

Por otro lado, y más allá de la súper, el resto de los productos también marcaron registros negativos. El gasoil grado 2 cayó casi 1,5 por ciento, el grado 3 más del 7,5 por ciento, y la nafta en su versión premium se derrumbó más del 10,5 por ciento.

"Estamos promediando una caída general del 6 por ciento respecto del año pasado, que también fue malo. La súper se venía manteniendo en niveles similares a 2018, pero en los últimos meses empezó a caer. Desde abril de 2016 que no se daba un escenario de estas características: los cuatro combustibles tienen números negativos. Y la perspectiva no es positiva", dijo Lego a iProfesional.

Si bien en los últimos días el descenso del precio internacional del petróleo dio un alivio al problema del congelamiento de precios de los combustibles en el surtidor que fijó el Gobierno nacional a través de un DNU, la medida vence a mediados de noviembre y tanto las petroleras como los estacioneros esperan poder comenzar a recuperar la senda de precios.

La principal duda ahora para el público en general es saber cuánto podrán subir los combustibles luego del día 90. Lo cierto es que si bien desde la industria se han señalado los números del desfase, también se advirtió que dan por descontado que la actualización no se llevará a cabo en un solo ajuste.

"De salirse del congelamiento, será con subas graduales. Del 3 o 4 por ciento mensual. Pero hay que ver si justamente se termina con la medida", expresó Bornoroni.

Por el momento, la petrolera de mayoría estatal YPF fue la que salió a advertir que el atraso en los surtidores es del orden del 17 al 20 por ciento, en coincidencia con lo que exponen los estacioneros.

Desde la compañía se indicó que a lo largo del año, los aumentos de precios corrieron por detrás de la inflación general del país y que, salvo un breve período, entre noviembre del año pasado y enero de este año, se han mantenido por debajo de la paridad de importación.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Economía
Te puede interesar