05.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Guía completa sobre cómo tramitar la ciudadanía italiana desde la Argentina

Guía completa sobre cómo tramitar la ciudadanía italiana desde la Argentina
Cuáles son los caminos posibles, qué documentación se necesita y en qué lugares encontrarla. Además, las "trabas" más frecuentes y cómo evitarlas
Por iProfesional
19.10.2021 15.07hs Actualidad

Antes de la expansión del coronavirus, un sondeo realizado por el Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales (INSOD) de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) arrojó que el 75% de los encuestados, en promedio de 32 años, evaluó la posibilidad de abandonar el país durante el último año. Ya en plena pandemia, ocho de cada diez argentinos con capacidad de planificar a largo plazo le contestaron a la consultora Taquión Research Strategy que estaban pensando en irse.

Más cercano a la fecha, la semana pasada el Coloquio IDEA presentó un estudio que aseguró que el 62% de los jóvenes quieren irse del país para vivir y trabajar afuera por tiempo indefinido. Fue una encuestada realizada a 1.260 personas de entre 18 y 40 años sobre la situación social y económica del país.

El 86% opinó que la situación económica es muy mala, el 85%  dijo lo mismo de la actualidad política y el 62% ofreció una respuesta negativa sobre la esfera social. En cambio, casi un 70% vio la esfera de la salud como regular o buena, clara muestra del avance de la vacunación y el manejo de la pandemia en términos sanitarios.

Luciano Matozza, fundador de Tutto OK, sitio que se dedica a gestionar el trámite de la ciudadanía italiana para argentinos, indicó al sitio Forbes que "si bien antes había una gran demanda con respecto al trámite, con la aparición de la pandemia y todas las consecuencias que esta trajo consigo, la misma aumentó exponencialmente. Pasamos de tener 30 consultas semanales a más de 157", dijo.

Italia es uno de los países a los que apuntan los argentinos que quieren vivir en el exterior
Italia es uno de los países a los que apuntan los argentinos que quieren vivir en el exterior

Por qué quieren emigrar

Matozza indicó que la gente "está harta de vivir con incertidumbre, de no saber si llega a fin de mes, de no saber si este mes se queda sin trabajo, de salir a la calle con miedo a que le roben o maten, de ver cómo cada vez su sueldo se devalúa más y el sueño de tener una casa propia se vuelve imposible".

El perfil de cliente que busca tramitar la ciudadanía- relató Matozza- en su mayoría son jóvenes de entre 24 y 35 años, muchos de ellos profesionales, emprendedores o con estudios terciarios. Describió que dentro de los jóvenes se pueden observar dos grandes grupos: por un lado, los que si bien cuentan con un trabajo o proyectos en Argentina ya no aguantan la situación del país y quieren emigrar en busca de un futuro mejor; y otros que quieren tramitarla "por las dudas", "por si esto (el país) explota".

"Después tenemos un grupo de personas entre 50 y 60 años que quiere tramitar la ciudadanía para dejársela como herencia a sus hijos y nietos: Nos dicen 'ya soy grande, pero quiero que mis hijos y nietos tengan un mejor futuro o al menos tengan la posibilidad de elegir dónde vivir'".

Procedimientos para tramitar la ciudadanía

Desde Tutto Ok señalaron que el procedimiento correspondiente al trámite de la ciudadanía dependerá de cómo está compuesta la línea de descendencia desde el ancestro italiano que emigró hacia Argentina hasta la persona que vaya a tramitar la ciudadanía italiana. "Si en la línea de descendencia desde el ancestro italiano hasta vos son todos hombres, no hay límite generacional y el reconocimiento de la ciudadanía se realiza por vía administrativa. El mismo puede realizarse tanto en el consulado italiano que te corresponde según tu domicilio, así como en Italia", deslizaron.

Por el contrario, si en la línea de descendencia hay una mujer, lo que hay que fijarse es la persona que viene después de ella en la línea: es decir su hijo/a. Si esa persona nació después del 01/01/1948 la ciudadanía es por vía administrativa, y si nació antes de 1948 la ciudadanía es por vía judicial. En este caso, explicaron que el reconocimiento de la ciudadanía se obtiene por medio de un juicio al estado italiano realizado en Roma. El juicio lo hace un abogado en representación del interesado.

 "En ambos casos la documentación a presentar va a ser la misma. El interesado va a necesitar todas las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción (si corresponde), desde el ancestro italiano hasta él; el certificado de no naturalización del italiano y las traducciones correspondientes al italiano de todas las partidas que no sean italianas", describieron.  Importante: no hace falta contar con las partidas de nacimiento y matrimonio de los cónyuges, solamente de los descendientes en línea recta.

También se puede obtener la ciudadanía por matrimonio, aunque no es tan directo. Hay ciertos requisitos que se deben cumplir, como un mínimo de 3 años de casado y un examen de idioma nivel B1; entre otros.

s
El trámite dependerá de cómo está compuesta la línea de descendencia desde el ancestro italiano que emigró hacia Argentina

Cómo arrancar desde cero

Aquellas personas que arrancan desde cero el trámite, "lo primero que tienen que hacer es identificar a su ancestro italiano que emigró a la Argentina, a través del cual van a poder tramitar su ciudadanía italiana. Tienen que saber su nombre y apellido, de dónde vino (tiene que ser el lugar específico) y un año aproximado de nacimiento. No hace falta que tenga su mismo apellido, pero sí que sea un familiar directo, como abuelo/a, bisbuelo/a, etc"; explicó Matozza.

Una vez identificado al ancestro italiano o Avo como se le suele decir, "armen un árbol genealógico con todas las generaciones desde él/ella hasta ustedes en línea recta, lo más completo posible, con fechas y lugares de nacimiento, matrimonio y defunción. Esto les va a servir mucho ya que luego van a tener que solicitar todas estás actas", añadió.

Está información muchas veces la pueden encontrar dentro de la misma familia consultando a abuelos, abuelas, tíos, etc; y sino también en portales de internet tales como Familysearch, Ancestry, Antenati.

No hay límite generacional para realizar el trámite. Eso es lo mejor que tiene la ciudadanía italiana respecto de las demás. Por lo que si tu ancestro que emigró era tu tatarabuelo podés tramitarla igual.

 "Hay dos factores que son muy importantes y que van a definir si podés tramitar la ciudadanía o no. El primero es que tu ancestro italiano haya fallecido después del 17/03/1861. El segundo es que no se haya naturalizado argentino y si lo hizo que lo haya hecho después que nazca el hijo, caso contrario no se puede tramitar", explicó Matozza.

Ej: Si tu ancestro italiano se naturalizo argentino en el 1912 pero su hijo nació en el 1908, se puede tramitar la ciudadanía. Si tu ancestro italiano se naturalizó argentino en el 1912 y su hijo nació en el 1913, no se puede tramitar la ciudadanía.

Las trabas más frecuentes

  • La primera con la que suelen encontrarse los descendientes de italianos es a la hora de obtener toda la documentación para armar la carpeta, ya que, al no haber límite generacional, muchas veces el ancestro italiano suele ser bisabuelo, tatarabuelo o incluso más arriba y la información que se tiene del mismo suele ser escasa o incluso nula.
  • La segunda se presenta a la hora de conseguir los papeles en Italia, ya que las solicitudes deben hacerse en italiano. Muchas veces las comunas o parroquias (según corresponda) no responden los mails y, teniendo en cuenta que trabajan en su mayoría de 9-12 de la mañana y hay una diferencia horaria de 5 horas con Argentina, para poder comunicarse por teléfono una persona tendría que levantarse a las 4 de la mañana, hablar en italiano, asegurarse que hayan recibido el pedido y, por último, que le envíen la documentación a destino.
  • Para aquellos que les corresponde la vía administrativa, el mayor desafío se presenta a la hora de conseguir turno en el consulado. Hay gente que lleva años intentado conseguirlo y esto no es todo. Una vez obtenido el turno y presentada la documentación en el consulado, el reconocimiento de la ciudadanía puede demorar cómo mínimo entre 2 y 4 años. Es por este motivo que cada vez más jóvenes optan por tramitar la ciudadanía en Italia ya que los plazos se reducen a un tiempo que va entre los 2 y 7 meses en promedio.

Tutto Ok ofrece servicios para colaborar con quienes desean avanzar con estos trámites. Algunos de ellos son:

  • Búsqueda de actas en Italia para las personas que ya cuenten con todos los datos de su ancestro italiano y estén teniendo dificultades para obtener la partida.
  • Investigaciones genealógicas para aquellas personas que cuentan con el nombre, apellido y año de nacimiento aproximado de su ancestro italiano, pero no saben de qué pueblo o ciudad de Italia era.
  • Acompañamiento para el trámite de la ciudadanía en Italia: destinado principalmente a aquellas personas que deseen emigrar en un corto plazo y no quieran esperar 3-4 años a que les salga el trámite en Argentina. Se encargan de la logística de conseguir departamentos para fijar la residencia y acompañan a las personas a lo largo de todo el trámite, desde que la persona llega a Italia hasta que obtiene el reconocimiento de la ciudadanía y, finalmente, el pasaporte.

Temas relacionados