28.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

Paro de lanchas en el Delta: las empresas explican el origen de la crisis y piden "medidas de fondo" para el sector

Paro de lanchas en el Delta: las empresas explican el origen de la crisis y piden "medidas de fondo" para el sector
Un paro de lanchas en la zona de Tigre, en pleno fin de semana largo, generó serios inconvenientes para residentes y turistas. Qué dicen los empresarios
Por iProfesional
12.10.2021 17.54hs Actualidad

El esperado fin de semana largo tuvo un inesperado y grave inconveniente: desde el viernes 8 en adelante, los trabajadores del transporte fluvial realizaron un paro de actividades que dejó sin las clásicas lanchas colectivas tanto a residentes como a turistas.

Según el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), la medida se realizó en reclamos de sumas salariales adeudadas. No obstante, desde el sector empresario detallaron el origen del retraso, lamentaron que no se haya podido ofrecer servicio en estos días fundamentales y reclamaron al Gobierno "medidas de fondo" que permitan revitalizar la actividad.

"No nos es ajeno el padecimiento (social y económico) que la medida sindical ha ocasionado a la comunidad en general, tanto isleña como no. La economía, resentida para todos, luego de más de un año de limitaciones impuestas por la pandemia, tenía puesta en este extenso fin de semana la expectativa de una amortiguación del impacto en los bolsillos de la sociedad, como así también la cuota de reencuentro y esparcimiento necesarias para enfrentar la vida cotidiana. Nada de esto pudo ser, para nadie, en virtud de un paro que dejó inmovilizada a una parte de la gente cuyos ingresos no podían enfrentar los traslados o incluso afectando aun más las economías familiares un poco más holgadas haciendo que deban recurrir a medios alternativos que superior aprovechar la ocasión", afirmaron las empresas Interisleña, Jilguero y Líneas Delta Argentino, en un comunicado conjunto..

"Nosotros tenemos, todos, origen y raíz isleña y muy lejos está de nosotros y nuestras tradiciones, perjudicar directa o indirectamente a quienes, en definitiva, son y serán nuestros vecinos, amigos y parientes. Llevamos, arraigados en la isla por más de una generación y trabajando en el sector más de cincuenta años, durante los cuales hemos estado siempre allí, en la Rampa de salida de nuestras embarcaciones o en la misma boletería, respondiento a todos los requerimientos. En esta ocasión se hace necesario que la comunidad entienda y comprenda qué es lo que nos toca atravesar", plantearon.

Las empresas explicaron que no pueden aplicar modificaciones en el cuadro tarifario por propia iniciativa o deseo. El organismo de control provincial es quien determina el precio de los boletos para cada sección y para cada calidad de pasajero (residente o turista). Dichas tarifas no poseen índices de aumento establecidos por norma, ni cláusulas de ajuste vinculadas a la inflación. "Las tarifas actuales llevan en vigencia tres (3) años sin sufrir ningún tipo de ajuste, mientras los costos del combustible y mantenimiento siguen los pasos de los vaivenes económicos, afectando de manera directa costos operativos", advirtieron las empresas.

Y precisaron que "los salarios de los empleados están, también, regulados y monitoreados por las autoridades del Gobierno y sujetos a las paritarias como regularmente está establecido. Del mismo modo que las condiciones de trabajo".

Por qué se produjo la crisis

Las empresas, para el pago de salarios, cargas sociales, y mantenimiento utilizan el producto de las recaudaciones de ventanilla (vinculadas mayormente al turismo y no residentes) y el dinero que se percibe por parte del estado provincial, en concepto de compensaciones. Según lo establecido, dichas compensaciones llegan con el tiempo justo y necesario como para completar el pago de los salarios de todo el personal.

"Nuestros empleados, además, cuentan con la posibilidad de solicitar, a lo largo del mes, adelantos que les sirven para ir amortiguando las necesidades familiares. Este dinero surge de las mencionadas recaudaciones y del dinero líquido que ellos mismos recaudan, por vía de las máquinas boleteras (antiguas también) que se encuentran a bordo para los pasajes, mayormente los de regreso y movimientos internos (fuera de la Estación Fluvial), de los pasajeros", explicaron las empresas.

"En la situación que nos está afectando, durante el fin de semana que ha concluido, el pago de los salarios se venía efectuando según lo explicado. Sin embargo, los cambios en el gabinete provincial provocaron una demora en el giro de las compensaciones", continuaron.

Y agregaron: "Esta demora fue debidamente notificada por la Subsecretaría de Transporte a las partes en las reuniones que se realizados, siendo informada, además, como fecha de pago el día 12 de octubre. Asimismo, en día de reunión, y con la intención de amortiguar los efectos en el bolsillo de los trabajadores, nosotros, los empresarios, ofrecimos la liquidación, día a día, de las recaudaciones en ventanilla. Todo ello, para acompañar al Gobierno provincial en la situación vigente en este mes. Todo lo enunciado consta en el acta de dicha reunión, y nada de ello fue aceptado por los sindicatos, empujando, más allá del límite de lógica comprensión y trabajo conjunto, a lo que la comunidad debió padecer durante estos días".

"Durante el fin de semana, las comunicaciones nunca se cortaron, en la intensión de superar la crisis. No hubo éxito, y fue la gente, nuestros pasajeros, quienes sufrieron la peor parte. No somos ajenos a ello, pero hemos puesto lo mejor que teníamos a nuestro alcance, del mismo modo que lo hizo la Subsecretaría", se lamentaron las empresas.

Las lanchas colectivas, un medio fundamental para los residentes del Delta y los turistas.
Las lanchas colectivas, un medio fundamental para los residentes del Delta y los turistas.

Un sector que necesita soluciones de fondo

Las empresas fluviales que operan en el Delta también aclararon que no reciben el mismo tratamiento subsidiario que el transporte terrestre, por haber sido omitida su incorporación al decreto nacional en que se decidió brindar subsidios. "Por esta razón, que se sumó a la insuficiente candidad (u otras razones ajenas a nosotros) de embarcaciones fiscales es que el Gobierno Provincial decidió oportunamente contratarnos para la asistencia escolar. Esa contratación represnta un ingreso de dinero (los contratos vigentes, en virtud de la pandemia no han sido modificados, y recién ahora comienza a haber un movimiento escolar que permita generar ingresos por esta vía). Ese dinero que nos ingresa está siendo destinado a la compra de combustibles para abastercer el sistema de transporte en general", detallaron.

Las embarcaciones y su mantenimiento representan una erogación constante y de gran peso económico, ya que la antigüedad de las mismas hace que, para superar las lógicas medidas de seguridad que la Prefectura Naval Argentina determina, haya que invertir permanentemente. "Mmuy lejos estamos de poder enfrentar el monto que significa una embarcación nueva. Además, no tenemos acceso a líneas crediticias acordes, que nos permitan, a su vez, llevar adelante la actividad sin la constante preocupación ante la posibilidad de daños cuyo costo se torna inaccesible", advirtieron.

"Necesitamos soluciones permanentes y de fondo para poder realizar nuestra tarea dando satisfacción a las demandas lógicas de los usuarios", subrayaron.

De cara al futuro, los empresarios manifestaron: "Estamos convencidos, y los episodios reiterados y sufridos por la gente así lo avalan, que esta situación no se va a solucionar si no se toma el tema del transporte fluvial de pasajeros con la seriedad y profundidad que merece para dar soluciones y un marco de actividades que satisfaga a todos. Necesitamos soluciones de fondo y que puedan tener continuidad y estabilidad en el tiempo".

"Las empresas hemos puesto y ponemos a disposición de las autoridades competentes nuestros libros contables y nuestra estructura de costos, como un elemento esencial y de control de gestión presente y futura", añadieron.

Y destacaron: "No estamos, ninguno de nosotros (Ramaro, Buatti y Martin), aferrados a la tarea de manera perversa, mezquina, insensible o egoísta. Tampoco estamos dispuestos a dejar nuestra salud en  una lucha cotidiana que no tiene, hace ya muchos años, paz ni satisfacción. La memora de quienes nos precedieron para nosotros también es un valor. No lo merecemos, ni nuestras familias".

"Si para salir de la crisis añosa en que trabajamos día a día debemos dar un paso al costado, lo haremos. Si es necesario que el Gobierno licite, proponga y otorgue nuevas licitaciones, con nuevas características, en la búsqueda de un formato que sirve a la sociedad, jamás seríamos un obstáculo. Estamos dispuestos a retirarnos y dejar paso a quienes estén dispuestos a enfrentar las particularidades de un servicio público de estas características", concluyeron.

Temas relacionados