Más artículos

Estos son los mejores inventos argentinos: desde el by pass hasta la lapicera

Estos son los mejores inventos argentinos: desde el by pass hasta la lapicera
Muchos objetos que son furor en el mundo se descubrieron en Argentina. Desde comidas hasta material científico. Conocé la lista de los mejores
Por iProfesional
17.01.2021 07.30hs Actualidad

El ingenio y la capacidad de muchos argentinos no tiene límites, y son varios los inventos que, a lo largo del tiempo, fueron dejando su huella en el mundo tras haber trascendido la frontera local.

Hay de todo tipo. Algunos muy importantes que fueron pensados para la salud; otros del rubro gastronómico, como comidas que deleitan nuestras mesas; y entre los más "raros", hay objetos que jamás se hubieran imaginado pero hoy están presentes en casi todos los hogares.

Entre todos los inventos argentinos rescatamos aquellos que tienen un significado especial y que todavía son furor en el medio donde se utilizan.

Inventos argentinos: Bypass cardíaco

Hablar de creaciones importantes en el mundo de la medicina es recordar a René Favaloro. Fue el inventor del Bypass cardíaco, una intervención quirúrgica para tratar obstrucciones del corazón. La inventó en 1967 revolucionando la cirugía y es hasta el día de hoy la más practicada en todo el mundo.

Favoloro murió el 29 de julio de 2000, cuando después de escribir una carta al presidente Fernando De la Rúa criticando al sistema de salud, se quitó la vida de un disparo al corazón.

Inventos argentinos: transfusión sanguínea

Otro importante descubrimiento en este ámbito de la medicina fue la transfusión sanguínea, la que llegó de manos de Luis Agote, en 1914. Este sistema permitía mantener la sangre sin coágulos.

Aunque la transfusión directa existía desde muchos años antes, no era posible conservar la sangre, sino que había que pasarla directamente e inmediatamente de un paciente al otro. Nunca patentó su invento, pero si lo difundió de inmediato.

Inventos argentinos: jeringa y aguja autodescartable

Dentro de los inventos argentinos, la jeringa y la aguja autodescartable, inventada por el empresario Arcusin, son el gran hallazgo para la medicina. Este objeto permite evitar contagios y mantener la higiene en los centros de salud.

Inventos argentinos: IKA Torino

Torino, uno de los más grandes inventos argentinos.
Torino, uno de los más grandes inventos argentinos.

Donde los argentinos también han dejado su legado es en el mundo del transporte, no solo con el diseño de autos, sino también en el segmento de los colectivos y hasta volando bien alto, con helicópteros.

El IKA Torino -luego llamado Renault Torino-, es un invento que aún hoy se le rinde culto. Es un auto de tamaño mediano que fue fabricado por IKA Industrias Kaiser Argentina, entre 1966 y 1982, basado en el Rambler American de la tercera generación, un histórico recordado por muchos fanáticos.

Inventos argentinos: Siam Di Tella

Haciendo memoria, el Siam Di Tella 1500 es otro ícono del sector automotor. Solo se fabricó en versión sedán y familiar de cinco puertas, que se trataba de una versión argentina del Riley 1500 fabricado por la BMC.

Otros dos modelos que trascendieron menos, pero que dejaron su huella, son el DKW Auto Unión 1000, un vehículo de turismo perteneciente al segmento D, versión argentina del Auto Union 1000; y el Dinarg D-200, un city car del Segmento A. Solamente se fabricaron 300 unidades en su versión de dos puertas con dos asientos.

Inventos argentinos: colectivos y helicópteros

Un colectivo y un helicóptero completan la lista de creaciones de los inventos argentinos. El primero, es el nombre dado en Argentina a un modelo que se denomina autobus en otros mercados.

Su origen fue en 1928, en la Ciudad de Buenos Aires, cuando un grupo de taxistas decidieron realizar un recorrido fijo anunciándolo con un cartel en su parte delantera y permitiendo subir a más de un pasajero.

En cuanto al helicóptero, si bien su concepto existe incluso desde el siglo XV, el primero en poder volar y ser controlado fue íntegramente creado y piloteado en Buenos Aires en 1922.

Los sistemas inventados por el argentino Raúl Pateras de Pescara se siguen usando en la producción de los más modernos en la actualidad. La Fábrica Argentina de Aviones también es responsable de varias máquinas únicas en la historia de la aviación.

Inventos argentinos: dulce de leche

El dulce de leche, entre los inventos argentinos más importantes.
El dulce de leche, entre los inventos argentinos más importantes.

Hay muchas historias sobre su creación, pero la mayoría sostiene que el dulce de leche es parte de los inventos argentinos. Sin embargo, tomando como referencia la argentina, dicen que todo comenzó en 1829, cuando estaban por reunirse para firmar un pacto de paz Juan Manuel de Rosas y su enemigo político Juan Lavalle, en la estancia del primero, en Cañuelas.

La criada se olvidó la leche en el fuego y se encontró con una sustancia espesa y amarronada. Su sabor agradó a Rosas y se cuenta que compartió el dulce con Lavalle mientras discutían los puntos del pacto, dando así un origen accidental al dulce de leche.

Con este ingrediente como elemento principal, también nació el alfajor. Un producto que combina dos capas de masa con el relleno y un baño que cambia según el gusto, hoy vigente y con muchos fabricantes.

Inventos argentinos: milanesa napolitana

Pasando a lo salado, la milanesa napolitana es otro plato típico de la cocina de Argentina, creado en la Ciudad de Buenos Aires, y parte de los inventos argentinos. Consiste en una milanesa de carne vacuna llevada al horno para ser recubierta como una pizza, con salsa de tomate y queso muzzarella.

Si bien la milanesa es un plato común, esta opción de preparación es muy sabrosa y sirve para revivir alguna sobra que haya quedado de alguna comida anterior.

Inventos argentinos: la salsa golf

Son muchos los mitos alrededor de los orígenes de la salsa Golf. Hay quienes dicen, por ejemplo, que la misma nació a mediados de los 50 en Estados Unidos con el nombre Fry Sauce, y que fue concebida como una versión menos elaborada de otra salsa parecida, la thousand island.

Sin embargo, la versión más difundida es la que dice que su creador fue el premio Nobel argentino Federico Leloir, por eso es otro de los inventos argentinos.

El químico era habitué del Golf club de Mar del Plata allá por los años 20 y un día, aburrido de comer camarones con mayonesa, dio con esta mezcla que se popularizó rápidamente en todo el país.

Inventos argentinos: sándwich de miga

Contrario a lo que muchos podrían suponer, los sándwiches de miga son una delicatessen no muy conocida más allá de nuestra frontera. Lo cierto es que, como gran parte de nuestra gastronomía, la idea llegó al país mediante los inmigrantes italianos pero se fue asentando como otro de los inventos argentinos.

El mismo está inspirado en el tramezzino, un sándwich popularizado en el norte de Italia durante la década del 20. Este, a diferencia de la versión local, era triangular y acostumbraba tener ingredientes más elaborados como salmón, langostinos y alcauciles.

Inventos argentinos: revuelto de gramajo

El origen de este plato tradicional argentino es, aún al día de hoy, motivo de debate entre los historiadores. Son varias las versiones que circulan y todas ellas, indican que el plato nació en la cocina de algunos bodegones a principios del Siglo XX.

Una versión popularizada por Félix Luna cobró especial relevancia en los últimos años, en la que atribuyó la creación del plato a un coronel del general Julio A. Roca. Sin embargo, el historiador aclaró que se trataba de una licencia literaria propia de un relato de ficción y no de un dato histórico. Por lo pronto, esta citado como otro de los inventos argentinos.

Inventos argentinos: el tango

El tango, uno de los inventos argentinos.
El tango, uno de los inventos argentinos.

El tango es uno de los géneros musicales más importantes de la historia del país y del mundo. De naturaleza netamente urbana, clásicamente se interpreta mediante orquesta típica o sexteto, y reconoce al bandoneón como su instrumento esencial. Para los argentinos no solamente es otro de los grandes inventos argentinos, sino que es una huella que trasciende fronteras y los identifica en el mundo.

Inventos argentinos: dibujos animados

Quirino Cristiani fue un caricaturista y director de animación argentino responsable de los dos primeros largos de animación y del primer largo de animación sonoro del mundo.

En su adolescencia, Quirino mostraba pasión por el dibujo. Hizo un breve curso en la Academia de Bellas Artes y pronto encontró trabajo dibujando caricaturas para los diarios, que en esa época publicaban muchas historietas y sátiras políticas. En 1917 realizó el primer largometraje de dibujos animados de la historia, El Apóstol, producido por el Valle y financiado por el dueño de la cadena de cines de apellido Franchini, dónde se proyectaría la película.

Inventos argentinos: la radio

La radio, otro de los inventos argentinos.
La radio, otro de los inventos argentinos.

En medios de comunicación hay muchas creaciones, como las estaciones de radio. La primera emisora de radio del mundo tuvo lugar en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, en 1920, y continuó transmitiendo hasta 1997.

La radio en sí no es un invento argentino, pero sólo era una rareza tecnológica hasta que Enrique Susini creó la primera red de radiodifusión con ellas, convirtiéndose, además, en el primer locutor del mundo. Susini conoció a Albert Einstein en 1925, quien lo calificó como "una de las primeras inteligencias de la Argentina".

En 1930 se patentó el fotoliptófono, el único medio para grabar sonido inventado en Argentina. Es un sistema que graba y reproduce sonido en papel imprenta, con la intención de facilitar a muy bajo costo el acceso del gran público a la música reproducida, sin tener que comprar algún soporte caro.

La holofonía, un sistema acústico que permite crear la ilusión de tridimensionalidad, es otra técnica argentina, una espacialización sonora creada por Hugo Zuccarelli en los años 1980. Los términos "Holophonics Tm" y "Holofonía Tm" son marca registrada de su propiedad.

Inventos argentinos: huellas digitales

Las huellas digitales también son de origen nacional, otro de los grandes inventos argentinos. El Sistema Dactiloscópico, es decir, el método de clasificación y la tecnología de identificación de personas por sus huellas digitales, fue inventado en 1891 por el policía argentino Juan Vucetich, impulsado por la enorme cantidad de crímenes sin resolver.

Inventos argentinos: camilla automática

La camilla automática de emergencia se utiliza para el alzamiento no traumático de un paciente o herido. La patente de invención correspondiente es de Claudio Blotta, de Rosario (Argentina). La camilla está cubierta por una sábana sinfín, que funciona como una cinta transportadora formada por delgados cilindros de goma. En 30 segundos esta placa se auto-introduce entre el paciente y cualquier superficie plana (como una cama o el suelo).

Inventos argentinos: semáforo para ciegos

En cuanto al semáforo para Ciegos, fue patentado por Mario Dávila en 1983. El aparato instalado en esquinas de calles muy transitadas emite un sonido en distintas velocidades: a velocidad rápida significa que hay vía libre para cruzar la calle, en velocidad lenta para detenerse.

En 1921, José Mario Fallótico había creado el bastón para ciegos. Se le ocurrió cuando vio a un ciego esperando por ayuda para cruzar una calle de Buenos Aires, pero nadie se percataba. Como comentó el propio Fallótico, pensó entonces en crear algo que fuese una herramienta y al mismo tiempo un símbolo para avisar que la persona necesita ayuda. El bastón para ciegos tiene su propio día internacional (15 de octubre). La última versión, que funciona con ultrasonido, también es argentina.

Inventos argentinos: el magiclick

Hay otros cientos de inventos argentinos. Uno de ellos es el magiclick, un producto creado por Hugo Kogan en el año 1963. El nombre viene a que encendía la llama con sólo pulsar un botón. Este aparato es tan solo un encendedor con chispa, la cual es producida con un dispositivo piezoeléctrico.

Inventos argentinos: el sifón

El sifón Drago también fue creado por un argentino, y un hombre con ese nombre fue quien lo inventó. Aunque existen imitaciones con las mismas características, apareció por primera vez en 1965.

Inventos argentinos: alambre de púas

También el alambre de púas fue uno de los inventos argentinos, creado por José Glidden, a pedido de su esposa, como medio para proteger su jardín de flores de los ataques de los perros.

El invento del granjero de Illinois consistía en un alambre que contenía varias lengüetas dobles que se trababan sobre el alambre. Fue introducido en la agricultura como medio de protección de los campos.

Inventos argentinos: la lapicera

La lapicera, entre los inventos argentinos.
La lapicera, entre los inventos argentinos.

La lapicera también es local. Biró visualizó la "birome" cuando unos niños jugaban con bolitas en la calle y una de ellas surcó un charco, dejando una estela de agua sucia sobre el asfalto. Con el mismo principio, inventó el desodorante a bolilla, entre sus otras 30 patentes, que incluyen la caja de cambios automática y un dispositivo para obtener energía de las olas del mar. La mayoría de ellos se siguen usando sin modificaciones importantes hasta el momento.

Inventos argentinos: picana eléctrica

La picana eléctrica, un instrumento de tortura utilizado por primera vez por las Fuerzas Armadas argentinas, durante la dictadura de José Felix Uriburu, es un recuerdo de creación nacional poco feliz. Se cree que el oficial de policía Polo Lugones, hijo del escritor Leopoldo Lugones, fue quien la introdujo para la tortura.

Inventos argentinos: jineteada gaucha

En la historia también figuran algunos deportes o actividades con animales que se crearon en el país y que se consideran parte de los grandes inventos argentinos. Estas son la jineteada gaucha, la pelea de perros cordobés, una raza canina extinta; el Pato; la pelota al cesto y la corrida de sortija.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído