Más artículos

A 81 años de la muerte de Freud: estos fueron sus principales aportes

A 81 años de la muerte de Freud: estos fueron sus principales aportes
Médico neurólogo de origen austriaco, Sigmund Freud vivió entre el siglo XIX y el siglo XX y actualmente es considerado el padre del psicoanálisis
Por iProfesional
23.09.2020 08.58hs Actualidad

Sigmund Freud​ nació en la ciudad de Příbor, el 6 de mayo de 1856, en lo que actualmente es República Checa. Fue un médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.​

Su interés científico inicial como investigador se centró en el campo de la neurología, pero progresivamente derivó hacia la vertiente psicológica de las afecciones mentales. Esas investigaciones quedarían plasmadas en su obra, gran parte de la cual está basada en la casuística de su consultorio privado.

Freud estudió en Viena su carrera de medicina y luego en París, con el neurólogo francés Jean-Martin Charcot. Allí aprendió mucho acerca de las aplicaciones de la hipnosis en el tratamiento de la histeria. De vuelta a la ciudad de Viena y en colaboración con Josef Breuer desarrolló el método catártico.

Paulatinamente, reemplazó tanto la sugestión hipnótica como el método catártico por la asociación libre y la interpretación de los sueños.​ De igual modo, la búsqueda inicial centrada en la rememoración de los traumas psicógenos como productores de síntomas fue abriendo paso al desarrollo de una teoría etiológica de las neurosis más diferenciada. Todo esto se convirtió en el punto de partida del psicoanálisis, al que se dedicó ininterrumpidamente el resto de su vida.

Esta es una de las fotos más populares de Sigmund Freud
Esta es una de las fotos más populares de Sigmund Freud

A pesar de la hostilidad que tuvo que afrontar con sus revolucionarias teorías e hipótesis, Freud acabaría por convertirse en una de las figuras más influyentes del siglo XX. Sin embargo, muchas de sus afirmaciones actualmente se discuten y se cuestionan, incluso al punto de que muchos limitan su aporte al campo del pensamiento y de la cultura en general, y no al campo de la salud.

El 28 de agosto de 1930, Freud recibió el Premio Goethe de la ciudad de Frankfurt por su actividad creativa. También en honor de Freud, al que frecuentemente se le denomina el padre del psicoanálisis, se dio el nombre Freud a un pequeño cráter de impacto lunar que se encuentra en una meseta dentro de Oceanus Procellarum, en la parte noroccidental del lado visible de la Luna.

Los libros más importantes e influyentes de Sigmund Freud

Con discusiones, cuestionamientos y modificaciones, décadas después de su muerte, la obra del padre del psicoanálisis todavía tiene un gran interés. 

Estos son algunos de los libros de Freud más importantes, en los que ha dejado inmortalizadas sus ideas y que tantos autores han retomado años más tarde. 

1. Estudios sobre la histeria (1895)

Este libro, escrito por Sigmund Freud y su mentor Josef Breuer, es la semilla de la teoría psicodinámica que Freud crearía durante los años siguientes a la publicación de estos escritos. Es también el conjunto de textos en los que se intuyen las ideas sobre el inconsciente que luego darían pie a las grandes teorías del psicoanálisis, aunque en este caso la temática tiene mayor relación con la psiquiatría y la psicología clínica de finales del siglo XIX.

2. La interpretación de los sueños (1900)

Para muchas personas, este es el libro con el que nació el psicoanálisis. En esta obra Freud desarrolla la idea de que los sueños podrían ser el ámbito en el que los pensamientos inconscientes emergen a la consciencia disfrazados a través de mensajes transmitidos de manera simbólica. Así, los sueños serían expresiones de deseos reprimidos que aprovechan para asomarse al encuentro de la mente consciente cuando las personas duermen.

3. Psicopatología de la vida cotidiana (1901)

La teoría creada por Sigmund Freud no solo trata sobre las causas de los síntomas de patologías mentales graves, sino que también intenta explicar los mecanismos psicológicos fundamentales que están detrás de las acciones del ser humano en general.

Este es uno de los libros escritos por Freud en los que el psicoanalista explica el modo en el que, a su criterio, el funcionamiento del inconsciente da pie a la aparición de pequeñas inconsistencias en la manera de comportarse: lapsus, confundir palabras a la hora de expresarnos y, en general, lo que Freud llamaba actos fallidos. También explica los posibles fallas en el funcionamiento de la psique humana que desde su perspectiva podrían estar detrás de estos fenómenos.

4. Tres ensayos de teoría sexual (1905)

La sexualidad tenía un papel muy importante en la teoría freudiana. De hecho, algunos de sus alumnos se distanciaron de él, entre otras cosas, por el énfasis con el que el padre del psicoanálisis defendía la centralidad de lo sexual como parte de la maquinaria inconsciente y pulsional que hace que nos comportemos como lo hacemos.

Este es uno de los libros más importantes de Freud porque en él se pueden leer las ideas que dan forma a la teoría freudiana del desarrollo psicosexual.

5. Tótem y Tabú (1913)

A diferencia del resto de libros de Freud, esta selección de ensayos sale más del ámbito clínico para adentrarse en aquellos fenómenos arraigados históricamente en lo social y lo cultural. Las conclusiones que se encuentran entre las páginas de esta obra tienen implicancias sobre temas como la religión, los rituales y hasta la arqueología.

El contenido de esta obra es más filosófico y antropológico que el del resto de los libros de Freud.

Freud dejó una gran obra donde se pueden conocer en profundidad los conceptos clave del psicoanálisis
Freud dejó una gran obra donde se pueden conocer en profundidad los conceptos clave del psicoanálisis

6. Introducción del narcisismo (1914)

El contenido de este libro es una revisión de la teoría de las pulsiones de Freud. En Introducción del narcisismo, Freud explica que el narcisismo forma parte del funcionamiento normal de la psique y que su semilla está presente desde las primeras etapas del desarrollo psicosexual.

7. Introducción al psicoanálisis (1917)

Entre las páginas de esta obra, Sigmund Freud explica las fundamentos principales de la teoría psicoanalítica y señala los pilares fundamentales en los que se ha de basar el trabajo del psicoanalista. Es una buena opción para hacerse una idea general de lo que Freud entendía por neurosis, inconsciente, sueños, represión, entre otros conceptos. 

8. Más allá del principio de placer (1920)

Este es el primer libro de Freud en el que aparece una distinción entre las pulsiones de vida (Eros) y las pulsiones de muerte (Tanathos). Además, aquí queda retratada con un gran nivel de detalle la teoría de los instintos de Sigmund Freud.

Las casas de Freud hoy son museos

Las tres viviendas que habitó Sigmund Freud actualmente son museos. Situadas en Příbor, en Londres y en Viena, las tres se pueden visitar y están abiertas al público. 

La primera vio nacer al padre del psicoanálisis, pero luego su familia debió mudarse a Austria por problemas económicos y por las consecuencias de la guerra austro-italiana. Primero estuvieron en Leipzig y luego se fueron a la capital del país centroeuropeo, en la ciudad de Viena. 

Esta es la casa donde Freud vivió en la ciudad de Londres
Esta es la casa donde Freud vivió en la ciudad de Londres

Con solo tres años, Freud ya había habitado tres ciudades. Su primera casa en Viena lo vio ir a la escuela primaria, a la secundaria e incluso llegar a la Universidad local, donde obtuvo el título de médico. Esta casa no es museo, ya que allí vivió con su familia y no fue donde desarrolló la mayor parte de su obra. 

La casa que sí es museo y también está en Viena es donde habitó Freud, junto a la familia que formó, entre 1891 y 1938. Esta casa alberga una biblioteca especializada en la obra de Freud y en el psicoanálisis (Sigmund-Freud-Haus-Bibliothek) y un archivo Freud, con una apreciable colección de documentos históricos, cartas y certificados (Sigmund-Freud-Archiv). 

El último hogar de Freud estuvo en Londres, donde falleció un 23 de septiembre de 1939. El año anterior, en 1938, el régimen nazi invadió Austria y comenzó la persecución a los ciudadanos de religión judía -entre los que se encontraba Freud, claro-. Fue así que el padre del psicoanálisis, ya con 82 años, debió huir hacia el Reino Unido, donde moriría un año después, lejos de su tierra y con una guerra que recién comenzaba y sería de las más destructivas de la Historia. 

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído