Más artículos
Alerta biodiesel: Kulfas y Lanziani no reciben a Pymes afectadas y hay 3.500 empleos a punto de destruirse

Alerta biodiesel: Kulfas y Lanziani no reciben a Pymes afectadas y hay 3.500 empleos a punto de destruirse

Alerta biodiesel: Kulfas y Lanziani no reciben a Pymes afectadas y hay 3.500 empleos a punto de destruirse
Las Pymes que abastecen al corte obligatorio trabajan con precios de diciembre de 2019. Al no tener rentabilidad, están todas frenadas
Por iProfesional
04.08.2020 16.49hs Actualidad

La industria del biodiesel Pyme está atravesando una de las mayores crisis de su historia.

Son cerca de 30 plantas ubicadas en diferentes puntos del país y que se dedican exclusivamente a proveer a petroleras con este combustible renovable y amigable con el medioambiente, derivado del aceite de soja, para que éstas a su vez realicen el corte con gasoil.

El problema es que el precio que reciben está regulado y el mismo no se actualiza desde diciembre de 2019, período en el que se produjo un importante avance del tipo de cambio y de la inflación, que disparó los costos.

El mayor riesgo, admiten los empresarios, es el sostenimiento de los puestos de trabajo. Es que toda esta red de empresas genera unos 3.500 empleos, los cuales están en completo riesgo y están a punto de perderse dado que desde julio las plantas comenzaron a sacar el pie del acelerador y dejaron de producir, ya que cada litro de "bio" que generaban era a pérdida. Y esto, porque el Gobierno nunca les actualizó el valor que reciben, que se debe fijar por una fórmula fijada por normativa.

Es decir, el precio no puede negociarse libremente y las Pymes quedaron rehenes de valores completamente desactualizados.

"Estamos en una situación desesperante", plantea uno de los industriales Pyme, bajo estricto off the record.

"Las empresas venían aguantando, pero se llegó hasta donde se pudo", agrega el empresario, quien debió apagar las máquinas argumentando que el precio que recibe desde hace tiempo ni siquiera cubre los costos.

Empleo a punto de perderse

Fuentes confirman que varias de las casi 30 Pymes comenzaron con los procesos de suspensión y que ya se están registrando los primeros despidos.

En el sector hay mucha preocupación, porque con un presente completamente adverso y sin perspectivas de que esto cambie, la variable de ajuste terminará siendo el cierre definitivo de las Pymes de biodiesel y la pérdida de 3.500 puestos de trabajo en diferentes provincias del país.

Las plantas están ubicadas en diferentes provincias, como Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires.

Y los empleos que están por perderse son de los más variados: operarios, técnicos, ingenieros y químicos, entre otros.

Por el momento, el Ministerio de Desarrollo Productivo no dio señales al sector Pyme del biodiesel

¿Por qué no pueden trabajar las plantas?

Lo que necesitan estas plantas, en primer lugar, es una actualización del valor que reciben del 20%, una cifra que permitiría recuperar parte de la rentabilidad que se les esfumó con el salto del dólar.

El segundo punto, y muy importante, es la previsibilidad: el sector viene de haberse visto seriamente golpeado durante el gobierno de Macri, que les cambió las reglas de juego una y otra vez:

-Primero, les modificó la fórmula para calcular el precio final que deben recibir estas Pymes, dejando de considerar en el cálculo variables ultra sensibles como el tipo de cambio.

-El año pasado, desde la Secretaría de Energía, además, les demoraron en varias oportunidades la publicación del precio, que debe oficializarse a principios de cada mes. Es decir que no solo les cambiaron las reglas de juego sino que les dieron fuera de tiempo esa poca mejora en el precio.

"Los cuatro años de Macri fueron muy malos para nuestro sector. Nos quitaron previsibilidad y rentabilidad", indicaron desde la entidad.

Sin embargo, hace meses que ls Pymes esperan una señal del actual Gobierno pero todavía no hubo resultados.

Sergio Lanziani, secretario de Energía. El sector Pyme del biodiesel, sin respuesta oficial

Desconcierto: el Gobierno no los recibe

El otro punto clave para evitar la quiebra de plantas es volver a la fórmula previa a la llegada de Macri. "Era una fórmula que reflejaba muy la variación de costos", sostuvo la fuente consultada.

Con la llegada de Alberto Fernández al poder, los empresarios Pyme del biodiesel tenían esperanzas de poder salir de la situación en la que estaban, con muchas plantas a un paso del quebranto.

Sin embargo, el sector está a la espera de que el Gobierno reanude los contactos para poder ponerle fin a la crisis que está por dejar fuera de juego a cerca de 30 Pymes nacionales.

Por eso, lo que genera preocupación es que ni el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, ni el secretario de Energía, Sergio Lanziani, dan muestras de acercamiento para brindarles una solución.

Como se mencionó, las empresas están a la espera de una solución para poder superar esta crisis, una de las mayores desde que se creó el régimen para abastecer el mercado interno. Y cada día que pasa, más riesgos habrá de que se sigan destruyendo empleos en este sector. 

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Actualidad