Guiño del FMI para Alberto: apoya reformas y "medidas de protección social" del gobierno Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Eurocopa 2020: cuánto recaudan las selecciones y cómo se compara con la Copa América

Eurocopa 2020: cuánto recaudan las selecciones y cómo se compara con la Copa América
Mientras la Selección Argentina disputa amistosos en la búsqueda de afianzar su identidad, los combinados europeos se disputan un torneo millonario
Por Juan Minotti
19.11.2019 18.15hs Actualidad

Desde hace ya un tiempo, a las selecciones de América, Asia, África y Oceanía, les resulta muy difícil disputar partidos amistosos con las potencias europeas.

Ocurre que en el viejo continente casi no queda lugar para jugar nada que no sea oficial. Entre la Nations League y las eliminatorias para la Eurocopa del año que viene, prácticamente no hay huecos en el calendario, salvo alguna fecha libre, como la que aprovecharon Argentina y Alemania para enfrentarse en octubre.

Es por eso que, para mantener la competitividad, el seleccionado nacional debe enfrentar, como hizo en esta fecha FIFA con Uruguay y Brasil, equipos de alto nivel pero de cercanía regional.

La predilección de los europeos por enfrentarse entre sí no se debe solo a una cuestión de tradición, a la que, de todas formas, le dan gran importancia. De hecho, para ellos la Eurocopa representa prácticamente un mundial, aunque sin la presencia de Argentina y Brasil.

Pero más allá de eso, hay detrás una variable económica sumamente importante. Es que tan solo por competir en la Euro, cada equipo recibirá aproximadamente u$s10.175.000. Además, por cada triunfo en la fase de grupos, se sumarán u$s1.650.000 y por cada empate, u$s825.000.

Cada zona está compuesta por cuatro selecciones, por lo tanto, cada una de ellas juega en esa fase tres partidos.

Por avanzar a los octavos de final, la competencia otorga u$s2.200.000; por llegar a cuartos, u$s3.575.000; por alcanzar las semifinales, u$s5.500.000 más; y en caso de ser campeón, otros u$s11.000.000.

Además, al subcampeón le corresponderán u$s7.700.000. La selección que triunfe en el torneo, en caso de ganar sus tres partidos de la fase inicial, podrá embolsarse un total de u$s37.400.000, una cifra importantísima para cualquier federación.

Comparación con la Copa América

Para entender la potencia de estos números, resulta interesante compararlos con los de la Copa América. Los premios que otorga esta competencia, no son para nada despreciables, pero, a pesar de ello, la diferencia es importante.

Una de las causas tiene que ver con la cantidad de equipos que compiten. En la Euro en sí misma, participan veinte equipos, mientras que en Sudamérica compiten doce, entre los que hay dos invitados. Por eso, en el Viejo Continente, se juega una fase más, la de octavos de final, que en la Copa América no se disputa: directamente, de la fase de grupos, las selecciones pasan a cuartos de final.

Por otro lado, las selecciones europeas juegan eliminatorias para ver cuál llega a la competencia continental, las cuales se están definiendo por estos días. Las mismas son sumamente exigentes, ya que se compite en diez grupos iniciales, cinco con cinco equipos, y otros cinco con seis equipos, y solo los dos primeros de cada uno logran clasificar.

A raíz de eso, surge la diferencia más decisiva en lo que respecta a premios entre el campeonato europeo y el sudamericano. Por estas latitudes, cada participante de la Copa América 2019 recibió u$s4.000.000, más de u$s6.000.000 menos que en la Eurocopa. Pero en Sudamérica no hay mérito por clasificación, sino que, por la escasa cantidad de países, todos ingresan al torneo.

Por otro lado, la competencia sudamericana no otorgó premios por resultados en la fase inicial y tampoco por alcanzar las semifinales, pero sí, a diferencia de la Euro, otorgó un premio considerable a Argentina, de u$s8.000.000, por finalizar en el tercer puesto.

Además, en cuanto a la cifra concreta por lograr el campeonato o el subcampeonato, la Copa América 2019 pagó más que lo que abonará la Euro 2020. El campeón, Brasil, obtuvo por ganar la final u$s11.500.000 y Perú, subcampeón, u$s9.000.000.

Sin embargo, en el acumulado de todo el torneo Brasil se llevó u$s21.500.000, unos u$s16.000.000 menos de lo que obtendrá el ganador de la Eurocopa 2020. La comparación realizada es entre una competencia de 2019 y otra que se hará en 2020, pero también habrá una Copa América en 2020, cuyos premios todavía no han sido estipulados, pero que podrán acercarse un poco más a las cifras del Viejo Continente.

Un gran público

Otra cuestión que potencia al torneo europeo es la cantidad de público que colma los estadios. En la primera fase de preventa de entradas para el año que viene, la UEFA, entidad que nuclea al fútbol de Europa, recibió 19.300.000 solicitudes de compra. Esto tiene que ver, en buena medida, con un nuevo formato de disputa, que implica que haya partidos en doce sedes diferentes, por lo que el público de todo el continente podrá asistir.

Algo similar se intentará con la Copa América 2020, al dividir la competencia en dos sedes, una en Argentina y otra en Colombia, para que los hinchas de las selecciones no deban trasladarse tantos kilómetros y puedan ver a su equipo en una localidad relativamente cercana.

Las ciudades anfitrionas serán Ámsterdam, Bilbao, Bucarest, Budapest, Copenhague, Dublín y Glasgow, para la fase de grupos y los octavos de final, Bakú, Munich, Roma y San Petesburgo para zona de grupos y cuartos de final y para los restantes encuentros de la etapa inicial, las semifinales y la final, el estadio asignado es Wembley, en Londres. Todo esto es posible gracias a las condiciones geográficas del continente, que permiten traslados veloces. La búsqueda de algo similar en Sudamérica no puede ignorar las dificultades propias de las extensas distancias.

Las diferencias entre Europa y Sudamérica en lo que respecta al fútbol son grandes, sobre todo en lo que tiene que ver con los equipos. Las diferencias económicas generan que los mejores jugadores, de todos los continentes, opten por jugar en países como Inglaterra, España o Italia, entre otros. Sin embargo, a nivel selecciones, la distancia no es tan grande, dado que los combinados sudamericanos pueden contar con esos futbolistas de elite que militan en el exterior.

Por eso, es imperioso tomar medidas para que la brecha no se acreciente también en este aspecto. Más allá de la capacidad financiera de los países europeos, los jugadores de esta parte del mundo generan un gran atractivo. Quizás, para equipararse en lo que a dinero respecta, sería prudente generar mayores lazos con la Concacaf, la confederación que integran los equipos de Norte y Centroamérica.

Si bien el nivel futbolístico de dichas selecciones no es muy alto, sumar a la causa países con la población y los recursos de México, Estados Unidos y Canadá podría equilibrar la balanza.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar